El Cabildo de Gran Canaria ha concluido la ordenación del Parque Aeroportuario con una modificación puntual del Plan Insular de Ordenación, así como la redacción del Plan Territorial Parcial 15 (PTP-15) para la ordenación del suelo del litoral del norte desde Arucas hasta Guía, que desbloquea el nuevo corredor de la GC-2 entre la cuarta fase de la circunvalación de Las Palmas de Gran Canaria y el enlace a Pagador y que incluye la recuperación del frente marítimo y una alternativa de ubicación para el realojo de los afectados por la Ley de Costas.

La consejera de Política Territorial, Inés Miranda, presentó hoy estos planes que son “primordiales” para el desarrollo de Gran Canaria, que en el caso del PTP-15 culmina un trabajo iniciado en 2005 y que fue retomado en este mandato porque la Corporación lo considera esencial para el desarrollo del norte.

Miranda explicó que fue paralizado en 2011 tras una sentencia del Tribunal Supremo que anuló el Plan Territorial Especial 14 del Gobierno de Canarias en relación al corredor de la GC-2, conocido como la variante de Bañaderos. Por ello, a petición del Ejecutivo regional y de la Mancomunidad fue retomado para incluir  el trazado de la carretera, es decir, la zonificación por la que debe pasar.   

Este Plan tuvo su segunda aprobación inicial en mayo del año pasado, mientras que el proceso de información pública y las consultas interadministrativas culminaron en el mes de octubre y, desde entonces, se han analizado las alegaciones e informes administrativos para llegar a esta propuesta consensuada con los ayuntamientos.  

En cuanto a la infraestructura viaria, contempla un corredor independiente de alta velocidad que en su mayor parte mantiene el trazado actual de la carretera, salvo una variante entre Bañaderos  y el Barranco de Azuaje para disponer de suelo para el realojo de los afectados por la Ley de Costas. Además, propone entre Bañaderos y El Puertillo un puente o un soterramiento, aunque la decisión final dependerá de los estudios previos al proyecto de construcción que promueva el Gobierno de Canarias. 

Este Plan no condiciona ni obstaculiza ninguna solución para materializar la carretera, sino que las facilita, ya que la propuesta técnica corresponderá al Gobierno de Canarias, especificó Miranda. El municipio de Moya solicitaba túneles que han sido imposibles de especificar en este Plan, que sí ofrece la posibilidad de falsos túneles, mientras que la revisión del PIO sí los contempla.

Además de la vía de alta velocidad, el PTP-15 también prevé un eje verde estructurante en la actual GC-2, es decir, una carretera paralela para permitir la conexión entre los núcleos del litoral, de modo que entre El Puertillo y El Roque será de carácter urbano para vehículos, bicicletas y peatones.

Con relación a la recuperación del frente marítimo, Miranda recordó que la Ley de Costas estatal determinó límites en los litorales españoles y emitió los expedientes de deslindes, por lo que este Plan contempla la ordenación del suelo para propiciar los terrenos para que los municipios establezcan en sus Planes Generales de Ordenación las zonas residenciales para realojar a los vecinos afectados.

Los núcleos afectados por servidumbre y que plantean el realojo son Quintanilla-San Andrés, Bocabarranco-El Roque y San Felipe. Se trata de unas 300 viviendas. En este sentido, la consejera recordó que el Cabildo de Gran Canaria no es la responsable del realojo ni de la expropiación, sino que con este Plan garantiza que los vecinos tengan alternativas en la zona para evitar el desarraigo.

Este documento propone también, entre otras cuestiones, la implantación de productos turísticos de categoría de cuatro estrellas y superior para la reactivación económica de la zona y que estén vinculado a resaltar el valor de sus recursos naturales y paisajísticos. Contempla como límite 900 plazas turísticas en todo el ámbito. 

Tras la culminación de la redacción, resta que el PTP-15 supere la fase del Órgano Ambiental Insular, que será un trámite simplificado, por lo que Miranda confía en que pueda ser elevado al Pleno antes de acabar el mandato. 





La ordenación pormenorizada del Parque Aeroportuario

Además del PTP-15, el área de Política Territorial ha culminado la tercera modificación puntual del Plan Insular de Ordenación (PIO) definido en el Plan Territorial Especial del Parque PTE-44, aprobado en septiembre de 2010, y que ordena de forma pormenorizada el Parque Aeroportuario. Se trata de un espacio que abarca 1,9 millones de metros cuadrados en los municipios de Telde (65 %) e Ingenio (35 %), con una edificabilidad de 680.000 metros cuadrados.

El Cabildo decidió acometer esta ordenación pormenorizada a través de una modificación puntual para simplificar los procedimientos en consenso con los dos ayuntamientos afectados, ya que excede el ámbito municipal y además hacía innecesaria la revisión parcial de los planes generales de ordenación de los dos municipios.

La culminación de este documento cumple el compromiso adquirido por la Institución insular, explicó Miranda, quien agregó que el Parque Aeroportuario es una de las piezas angulares del desarrollo económico y social, y elemento estratégico del modelo insular, y que fue concebido para mejorar la competitividad de Gran Canaria en los mercados internacionales.

Esta modificación puntual delimita los usos para convertir este Parque en un centro logístico y de distribución intercontinental de mercancías, además de servicio y tecnologías avanzadas, por lo que especifica espacios industriales, de almacenaje y exhibición de productos, de reparación de bienes y servicios vinculados al vehículo de motor, de oficina, hotelero, institucionales, a las actividades aeroportuarias, dotacionales y de equipamiento público, además de recreativo, de hostelería, cultural, educativo, deportivo y comercial. 

En cuento a la dotación hotelera, por ejemplo, contempla el uso de 30.400 metros cuadrados con una edificabilidad de 26.300 para acoger un hotel de aeropuerto, mientras que los espacios verdes abarcarán 206.000 metros cuadrados. Además, el Parque tendrá dos zonas comerciales de 78.400 metros cuadros con una edificabilidad de 41.000 metros cuadrados.

Este documento también ha sido remitido al Órgano Ambiental, por lo que la consejera confía en que dentro de pocos meses pueda ser elevado a Pleno para su aprobación inicial y comenzar así con el trámite de información pública y de alegaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.