El 1-0 del partido de ida, un resultado que no refleja lo ocurrido sobre el terreno de juego, deja al equipo norteño con la necesidad de remontar en su feudo.

Tal como se preveía, no iba a ser fácil la visita Tasarte. Las reducidas dimensiones del terreno de juego y un equipo aguerrido dispuesto a jugar con la ansiedad de quien se siente favorito, eran factores que, sin duda,

se esperaban en el encuentro de ida de esta eliminatoria.

Y en esos parámetros se movió el partido. Dominio del Gáldar que contaba con mayor número de ocasiones de gol, pero con algún escarceo de los locales en el área rival. A medida que avanzaba el encuentro se incrementa el  nerviosismo al ver que no se conseguía romper la férrea defensa rojilla. Y llegó la sorpresa con el gol del Tasarte: fiesta local e incertidumbre visitante. Lo intentó el Gáldar hasta el final del partido, pero no pudo conseguir el ansiado gol.

Todo en el aire pues para el partido de vuelta a disputar el próximo viernes en Sardina. Será ante su afición donde el Gáldar deberá mostrar su mejor cara para darle la vuelta a la eliminatoria, demostrando en el marcador la superioridad de juego y ocasiones.

Con optimismo, pero con la seriedad que requiere la ocasión prepara el Gáldar este decisivo partido en el que se pone en juego el trabajo de toda la temporada.

Sin duda una gran cita para el aficionado al fútbol de la zona que debe a ayudar a llevar en volandas al equipo galdense a disputar la próxima temporada la liga en primera regional.

Desde el club se hace un llamamiento a que se acuda al campo de fútbol de Sardina y hacer de este viernes 17 de mayo una fecha histórica con el primer ascenso de este nuevo proyecto futbolístico de nuestro municipio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.