La Mancomunidad del Norte de Gran Canaria entregó hoy miércoles una decena de timples al Centro del Profesorado Gran Canaria – Noroeste valorados en 1.500 euros, en el marco de la colaboración anual de la institución supramunicipal con el proyecto educativo musical Red de Enseñanza del Timple. Un innovador programa educativo puesto en marcha en el norte de la isla por este centro en el año 2015, con el objetivo de fomentar el folclore canario entre los estudiantes de Infantil, Primaria y Secundaria. Con un éxito sobresaliente pues, en la actualidad, más de medio millar de alumnos de la Comarca participan en este proyecto, a los que se suman otros tres mil estudiantes de 80 colegios de la provincia de Las Palmas. Con una metodología dinámica y activa, con la que el profesorado acerca y explica en las aulas la idiosincrasia de Canarias a través de los acordes del instrumento isleño por antonomasia, como es el timple.

La Villa de Moya, municipio que ostenta la Presidencia de la Mancomunidad, acogió este miércoles el acto de entrega de los instrumentos, en el que alumnado del CEIP Villa de Firgas, a modo de preámbulo, interpretó varias piezas al timple ataviados con la vestimenta tradicional canaria. El alcalde anfitrión, Raúl Afonso, destacó la importancia de “apostar por este tipo de iniciativas que salvaguardan nuestras tradiciones y cuyo resultado es muy gratificante, con tantos chicos y chicas aprendiendo a tocar”. Asimismo, el máximo edil moyense apeló “a la colaboración y esfuerzo de todas las partes, profesorado, padres y administraciones públicas” para lograr la mayor difusión y participación en estas acciones de divulgación del folclore canario “desde la base, en edades tempranas”. En este sentido, Afonso subrayó que “en nuestro Ayuntamiento llevamos varios cursos creando aulas de folclore en los colegios” en colaboración con los centros educativos y las Escuelas Artísticas Municipales, “con magníficos resultados”, concluyó.

Por su parte, el coordinador de la Red de Enseñanza del Timple, Juan José Monzón, explicó que cerca de un centenar de profesores se ha formado ya en los seminarios que se imparten en este programa y que a su vez aplican en los colegios con una metodología “activa, basada en el aprendizaje colaborativo y la enseñanza guiada durante todo el curso escolar”. De forma que, añadió, los profesores normalicen incluir clases de timple en la programación y, a través de este instrumento, “logremos un anclaje curricular con otras materias” pues, aseguró Monzón, “con el timple también podemos enseñar Lengua, Ciencias Naturales o Sociales”, entre otras temáticas. Además, concluyó el coordinador de la Red, “es una apuesta de futuro y un instrumento que los chicos y chicas se llevan para la vida y para sus celebraciones”, ofreciéndoles un amplio abanico de posibilidades para seguir ampliando los conocimientos musicales o aplicar lo aprendido en sus propios grupos.

María Noelia García, directora del CEP Gran Canaria – Noroeste, recalcó que la Red de Enseñanza del Timple está “verdaderamente fundamentada a nivel pedagógico” y con una seria aspiración de ejecución en el ámbito regional, ampliando la presencia en otras islas más allá de Gran Canaria, Fuerteventura, Lanzarote y La Graciosa, donde ya se desarrolla. Asimismo, García se congratuló de que “ya figura como uno de los requisitos fundamentales para acceder a otros proyectos de la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias”, relacionados sobre todo con la innovación en la enseñanza. Y celebró que contar con el distintivo de la Red en los colegios supone “un incentivo y valor añadido que conlleva la matriculación de más alumnos atraídos por las clases de timple”. Un atractivo del que ya han tomado nota en islas como La Palma o El Hierro donde, en esta segunda isla, se impartirá en septiembre un seminario de formación a todo el profesorado para en caso de existir demanda incorporarse a la Red.

En 2017 la Mancomunidad del Norte entregó 15 timples para esta misión, a los que hoy sumó otros diez instrumentos, uno por cada uno de los municipios que integran la institución, realizados por el artesano Francisco Ramírez e incorporados al banco de timples que custodia y distribuye el Centro del Profesorado Gran Canaria – Noroeste. Los centros adscritos al proyecto los recibirán con carácter de préstamo a medida que los soliciten, con prioridad para aquellos colegios que presenten mayor necesidad de instrumentos. Se trata de que el alumnado de los centros públicos y concertados de la Comarca Norte aprenda a entender, respetar y apreciar las costumbres y tradiciones canarias con la música popular como hilo argumental de los contenidos. Por lo que, atendiendo a esta importante labor educativa, la Mancomunidad norteña ha renovado su colaboración anual con la Red de Enseñanza del Timple para desarrollar el proyecto en 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.