Las concejalías del Ayuntamiento de Gáldar bajo la coordinación del alcalde de la ciudad, Teodoro Sosa, se encuentran trabajando a destajo para solventar los problemas encontrados desde primera hora de ayer por todos los pagos de medianías afectados por el fuego. Desde Barranco Hondo, Palomino, La Gloria, El Retamal, El Tablado y Juncalillo,la zona de Samarrita, Fagagesto y Caideros, los servicios municipales se centran en  restablecer los servicios, limpiar, reponer tuberías y cableado, abastecer con cubas de agua, acondicionar las vías y muros afectados, para que la inminente llegada de los vecinos a sus casas sea lo más llevadera posible. 

La reposición de la red de abastecimiento de agua potable y luz es una de las prioridades así como la limpieza de caminos y accesos a las viviendas  de los diferentes barrios de las medianías galdenses que, en un primer recorrido, en su gran mayoría parece que se han podido salvar del fuego.

La preocupación se centra en la apertura de la carretera que va desde Saucillo a Juncalillo, la GC 220, para que los vecinos que fueron desalojados y que siguen a la espera  puedan llegar con seguridad a sus casas. Una de sus mayores demandas en estos días ha sido el poder comprobar el estado de sus animales y mascotas y en los casos que ha sido posible y siempre acompañados por los efectivos de seguridad han podido ir entrando para darles de comer y comprobar que se encuentran en buenas condiciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.