El alcalde de Gáldar, Teodoro Sosa, ha mantenido este viernes una reunión de trabajo junto al presidente y vicepresidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres y Román Rodríguez respectivamente, para plantear la cesión de competencias para llevar a cabo la licitación y construcción del edificio del nuevo instituto de enseñanza secundaria del municipio.

Sosa entregó al presidente del ejecutivo canario un borrador de convenio en el que se plantea que el gobierno canario, institución que tiene las plenas competencias en Educación, transfiera al Ayuntamiento de Gáldar la competencia para la licitación y construcción del nuevo instituto que demanda el municipio, un proceso que desde la administración local se puede llevar a cabo con mayor agilidad.

El objetivo no es otro que comenzar con las obras de construcción del nuevo centro educativo con la mayor rapidez ante la necesidad de contar en Gáldar con una moderna infraestructura educativa, ya que el actual edificio del IES Saulo Torón lleva en uso más de 50 años.

Sosa recordó que el pasado mes de febrero de 2019 el Consejo de Gobierno de Canarias aprobó la autorización de gasto por un importe de 9.967.154,59 para la construcción del edificio, y los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de 2020 han previsto por primera vez un gasto de 3.975.840 euros para comenzar con la construcción del edificio.

Teodoro Sosa alabó la buena predisposición mostrada por el Gobierno de Canarias, cuyo presidente se comprometió a estudiar con los servicios jurídicos la viabilidad para llevar a cabo una fórmula que permita una mayor celeridad ante la urgente necesidad de la comunidad educativa galdense de contar con un nuevo edificio, ya que el actual IES Saulo Torón se ha quedado obsoleto tras más de medio siglo de uso.

El alcalde de Gáldar cree que “es de justicia” que el nuevo instituto sea una realidad en la presente legislatura después de más de tres décadas en las que decenas de promociones de estudiantes galdenses han reclamado su construcción, por lo que espera que pronto puedan llegar “buenas noticias” desde el Gobierno de Canarias.

El nuevo centro

El objeto del proyecto es edificar un centro educativo de 22 unidades, además de tres aulas específicas para ciclos formativos y cuatro talleres de Formación Profesional, con capacidad para albergar a 700 alumnos, aunque se ha tenido en cuenta en el diseño su adaptación para un posible crecimiento poblacional en el futuro.

En cuanto a la integración en el entorno, el proyecto prevé crear un edificio que, si bien dé cabida a todos estos usos, no sea una estructura maciza, de manera que la imagen desde fuera, y sobre todo desde la autovía cercana, se aprecie de manera similar a la construcción ya existente en la zona de San Sebastián, donde se encuentra la parcela de 8.697,67 metros cuadrados, cedida por el Ayuntamiento.

El alumnado de Secundaria y de Bachillerato se distribuirá en módulos diferentes que constarán de tres plantas. En el módulo central se ubicarán los servicios comunes y en la planta baja se ha previsto la dotación de un salón de actos de 230 metros cuadrados. Asimismo, para responder a las demandas de la comunidad educativa de la zona, se construirán tres aulas de ciclo formativo de FP y cuatro talleres.

Por otra parte, el equipamiento deportivo cubierto se realizará en paralelo a la autovía, debido a la existencia de un yacimiento arqueológico que se liberará de edificaciones y que se incorporará a la parcela educativa, donde se podrá establecer posteriormente un sistema de visitas con fines divulgativos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.