Gáldar conmemoró este sábado el 100 aniversario del nacimiento del insigne pintor indigenista Antonio Padrón con un emotivo acto organizado por la Casa-Museo que lleva su nombre que se celebró en la calle Capitán Quesada y en el jardín de la que fuera vivienda familiar del artista.

El acto comenzó con la actuación de un cuarteto de cuerda que interpretó varias piezas musicales en recuerdo del artista, para finalizar con el descubrimiento de una nueva cristalera en la casa museo en la que se ha impreso una copia de un autorretrato del artista, invitando a quienes transitan por la calle más concurrida del municipio a adentrarse en el museo y descubrir “la mirada” de Padrón, lema escogido para la conmemoración del 100 aniversario, y ante la que se depositó una ofrenda floral.

Al acto asistieron familiares del artista, así como un nutrido grupo de vecinos vinculados a la Casa-Museo que quisieron honrar la memoria del artista. También estuvieron presentes concejales de la corporación municipal; el director de la Casa-Museo, César Ubierna; la consejera de Cultura del Cabildo de Gran Canaria, Guacimara Medina, y el alcalde de la ciudad, Teodoro Sosa.

El primer edil aseguró que hoy es “un día de alegría” porque se inicia con este acto el culmen al ‘bienio padroniano’ que se inició en el año 2018 con la conmemoración del 50 aniversario de su fallecimiento, exaltando “la mirada que supo plasmar la cotidianidad de la Gáldar rural de mediados del siglo pasado y las formas geométricas del arte aborigen y elevarlas a la categoría de obra de arte aplicándoles las corrientes vanguardistas que llegaban desde Europa con una sensibilidad única”.

Para ello, tanto el alcalde como la consejera de Cultura incidieron en la programación que se ha planificado para conmemorar esta efeméride junto a la dirección de la Casa-Museo y que tendrá como colofón una exposición que se celebrará a finales de año en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, en Madrid, lugar donde se formó el artista a mediados del siglo pasado como discípulo, entre otros, de Vázquez Díaz.

Durante el acto, familiares de Josefa Medina, Hija Predilecta de Gáldar y profesora de la Academia de Dibujo y Pintura que lleva su nombre ya fallecida, donaron a la Casa-Museo un cuadro que recibió de Antonio Padrón titulado ‘El hombre montado en el burro’, una obra que a partir de hoy se exhibirá en la Sala del Artista, el lugar donde Josefa Medina deseaba que estuviera. El director de la Casa-Museo Antonio Padrón de Gáldar, César Ubierna, aseguró que se trata de “una obra magnífica y de las más representativas del arte indigenista, un trabajo que realizó Padrón al final de su vida. Representa a un personaje popular del barrio de Rojas, que se trasladaba en burro hasta los bares y luego el animal lo llevaba de vuelta a casa, ya que conocía el camino. Antonio Padrón estaba ligado a su tierra y a las gentes, motivos presentes en toda su obra”.

El acto concluyó en el jardín diseñado por el artista con la música de Heriberto Cruz, quien interpretó varias canciones inspiradas en las obras de Padrón y también se descubrió una interpretación del logotipo conmemorativo del 100 aniversario realizada por la Escuela municipal de Dibujo y Pintura ‘Josefa Medina’, representada por su director, Raúl Mendoza y varias de sus alumnas.

ENLACE A LA GALERÍA DE IMÁGENES.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.