La concejala de Hacienda del Ayuntamiento de Gáldar, Valeria Guerra Mendoza, dio cuenta este jueves en Pleno de la liquidación del Presupuesto de 2019 que ha cerrado con 36,5 millones de ingresos y 34,7 millones en gastos y con una inversión el pasado año de 12 millones de euros, destinados a obras y mejoras en infraestructuras, en el ámbito social y en la creación de empleo.  La edil explicó a la corporación municipal que la deuda ha logrado reducirse a más de la mitad estando actualmente en 15,7 millones de euros, de los 32 millones con los que el BNR-NC entró en el gobierno municipal. Y destacó, entre otros datos, el remanente de Tesorería que se sitúa en más de 6 millones de euros, con un ahorro neto de 4,5 millones.

El alcalde de la ciudad, Teodoro Sosa Monzón, en su intervención, felicitó a la concejala y a su equipo técnico de Intervención por haber logrado dotar a la administración local de unas cuentas realistas, “gastando en lo que podemos gastar”, cerrando y cuadrando un ejercicio con un plan de ajuste y con revisiones trimestrales, “en una labor que no ha sido nada fácil”. Sosa destacó especialmente la transformación a mejor de la ciudad teniendo siempre en cuenta la atención a las personas, como la inversión realizada en fomento de empleo de 1.532.000 euros, con los que se ha podido contratar el pasado año a 316 personas desempleadas.

Los ingresos han aumentado en relación con las previsiones de 2019 en torno a 5 millones de euros, añadió la concejala de Hacienda, a pesar de la bajada del tipo impositivo llevada a cabo por el grupo de gobierno. Igualmente en el capítulo de gastos, que ha aumentado en 3,8 millones aproximadamente en comparación con 2018.

Valeria Guerra quiso hacer hincapié en los datos por capítulos , como el de Personal que se sitúa en el 25% del coste total, y detalló que en comparación con 2018, las fiestas populares y festejos han disminuido un 9,93%; en contrapartida, seguridad y orden público ha aumentado un 12,44%; asistencia social primaria ha aumentado un 11,91%; fomento de empleo asciende en un 44,01%; educación aumenta un 5,77% y, por último, la deuda pública disminuye un 31,76%.

“Nuestro remanente de Tesorería ha sido de 6.034.949 euros, destacando que en ejercicios anteriores, como en 2011,  hablábamos de un remanente en negativo de hasta 8 millones”; añadiendo, que el ahorro neto se sitúa en 4,5 millones de euros cuando en ejercicios anteriores, como 2012, “teníamos hasta 2 millones en negativo”.

En resumen, concluyó, el Ayuntamiento galdense cumple con todos los índices que establece la normativa, que ha hecho ir saneando las cuentas municipales sin dejar de fijar la atención en las demandas de la ciudadanía. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.