El Ayuntamiento de Gáldar ante la situación actual generada por la crisis del coronavirus y con el fin de dar una respuesta inmediata a quienes más están sufriendo las consecuencias de esta epidemia, ha adoptado este lunes una nueva serie de medidas que ayuden a la prevención frente a la expansión del virus, como la conciliación y la flexibilidad laboral para los empleados públicos y, de forma específica y por urgencia, una serie de ayudas de alimento e higiene a las personas del municipio que más lo necesiten y que más van a sufrir las consecuencias de esta crisis sanitaria , todo ello en el periodo que se mantenga el estado de alarma.

El alcalde de la ciudad, Teodoro Sosa Monzón, que por decreto ha firmado las siguientes medidas, señaló que en la situación actual se ha tenido en cuenta sobre todo priorizar aquellas acciones que ayuden de forma inminente a las familias afectadas en estos difíciles momentos.

La primera de ellas ha sido la suspensión de determinados artículos del Reglamento de Prestación de Ayudas Municipales de Emergencia Social, para facilitar ayudas de carácter mensual de alimento e higiene por unidad familiar con especial atención a aquellas personas desempleadas debido a la actual declaración de alarma por el Covid 19 y con mayor flexibilidad hacia las familias más vulnerables del municipio. 

Asimismo, se ha acordado la suspensión del estacionamiento regulado o zona azul a partir de este lunes 16 de marzo.

Se ha acordado por resolución de Alcaldía, la reducción del servicio del sector del taxi de manera que se debe reducir la flota en circulación cada día a la mitad, como medida excepcional y para hacer frente a esta coyuntura actual en lo que al transporte público se refiere. 

Y, por último, una serie de medidas temporales de carácter organizativo para los servicios que presta a través de sus diferentes áreas el Ayuntamiento de Gáldar, con la finalidad de garantizar la adecuada prestación de los servicios en consonancia con la protección de la salud de los empleados público. Para ello se han adoptado medidas de flexibilización que incluyen trabajo no presencial, reorganización de turnos, medidas de conciliación por el cierre de centros educativos y de mayores, servicios mínimos, el teletrabajo o la permisividad en la concesión de vacaciones o asuntos propios, quedando asimismo suspendidos los turnos de martes por la tarde y sábados, durante el periodo del estado de alarma. 

Informar igualmente que ha sido suspendida la sesión plenaria de carácter ordinario que estaba prevista para el último jueves 26 de marzo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.