El presidente del Cabildo, Antonio Morales, ha anunciado que la Institución insular suma al paquete de medidas inicial para afrontar la crisis sanitaria, social y económica generada por el estado de alarma en Gran Canaria una nueva remesa de acciones por cinco millones de euros, de manera que el total asciende a 140 millones de euros cuantificados, si bien la cantidad real es mayor porque muchas no son cuantificables en estos momentos.

La línea de ayuda de mayor cuantía va destinada al sector ganadero y quesero, con 2,4 millones de euros para suplir la caída de la venta de leche y quesos, lo que beneficiará a las 320 explotaciones dedicadas a esta actividad en Gran Canaria, 240 de ellas de forma intensiva y 80 de manera artesanal, con elaboración y ganado propio, lo que suma un total de 83.000 cabezas de ganado, la cabaña más importante del Archipiélago.

Por otra parte, el Cabildo ha habilitado 1.960.000 euros para respaldar al sector del taxi de los 21 municipios, un servicio público esencial que ha visto reducida su actividad al 20 por ciento.

También firmará un convenio con la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, de manera que a los 250.000 euros de ayudas para matrículas serán incorporados 350.000 para accesos a internet y el préstamo de tabletas para que estudiantes sin recursos puedan continuar con su formación universitaria en esta situación de confinamiento.

La firma de Gran Canaria Moda Cálida Ogadenia contará con una ayuda de 120.000 euros, pues es la distribuidora en Canarias de un material del que el Cabildo ha pedido su homologación y tras el informe que determina sus usos, la empresa levantará el ERTE de una fábrica en Arinaga para emprender la fabricación de mascarillas preventivas.

Finalmente, en este primer paquete adicional, hay contemplados 66.000 euros para que la Institución asuma un paquete de ayudas para el alquiler a las familias del parque insular de viviendas de Gran Canaria.

De este modo, el paquete de medidas inicial de 28 medidas asciende a 33 acciones por 140 millones de euros, todas en ejecución, con procedimientos puestos en marcha o en vías de ser habilitados, y algunos en previsión porque entrarán en vigor al finalizar este estado de alarma.

El objetivo del paquete es luchar contra el coronavirus con medidas como los dos millones destinados a reforzar las plantillas sociosanitarias por los que ya han sido contratadas 53 personas, en segundo lugar a apoyar a las familias más necesitadas en estos momentos, con 5 millones para emergencia social y otros tanto para planes de empleo y tres millones para adquisición de productos del sector primario y canalizar su venta directa, entre otras, y en tercer lugar la reactivación económica, con ayudas a pymes, autónomos, y un plan de inversiones de 100 millones para el momento en el que se desactive el confinamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.