Han comenzado los trabajos de estabilización de los riscos ubicados sobre el paseo marítimo de la Playa de Sardina, una obra promovida por el Ayuntamiento de Gáldar y con financiación del Plan de Infraestructuras Turísticas de Canarias del gobierno canario que permitirá mejorar la seguridad de los peatones evitando los desprendimientos de piedra sobre la avenida.

El Ayuntamiento solicitó esta actuación dado que la barrera dinámica de protección contra desprendimientos estaba oxidada y dejaba de cumplir su función de retener las rocas, aportando, a través de un estudio previo ya realizado, las soluciones técnicas más adecuadas para evitar la caída de trozos de malla y rocas.

Para la ejecución de esta obra se cuenta con un presupuesto de 239.981,96 euros que permitirá la estabilización de los taludes, eliminando tramos oxidados  y reponiéndolos nuevos en las dos zonas afectadas de esta avenida.

En total 3.700 m2 de malla de protección que seráninstalados con esta obra y que impedirá que las piedras  opequeñas rocas puedan llegar a impactar en el suelo de la avenida.

Esta importante actuación coincide además con las obras de rehabilitación de la avenida, adjudicadas por 1,5 millones, en base a un proyecto financiado con 1,2 millones provenientes de fondos Feder de la Unión Europea logrados por el consistorio galdense a través del proyecto Edusi y el resto hasta completar la financiación con fondos propios del consistorio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.