Ni la limitación de aforo, ni las medidas de higiene tomadas para la prevención del covid19, impidieron este miércoles que sobre las tablas del Centro Cultural Guaires la Compañía Teatral Gáldar cumpliera con su cita anual con las Fiestas Mayores de Santiago y con su público galdense. El telón del Centro Cultural Guaires se abrió para acoger el primer acto cultural tras su cierre durante el Estado de Alarma.

En esta ocasión con la puesta en escena de dos obras teatrales “El Atraco” escrita por Heriberto Díaz y con Tito García, Yurena Ureña, Roberto Tacoronte y el propio autor como protagonistas. Y “Las Purificadoras” con Liduvina Penco y Manuela Tena sobre el escenario. Dos regalos que hicieron olvidar por un rato al público las limitaciones de esta pandemia. 

En primer lugar, el público disfrutó de “Las Purificadoras”,  la historia de dos mujeres que se han unido a través de sus angustias matrimoniales para llevar a cabo una acción “purificadora”, tomándose la justicia por su mano para recuperar el honor perdido.

Su creador, Ángel Camacho, es uno de los autores más prolíficos y de mayor personalidad del teatro canario. Su obra es tan amplia que lógicamente ha navegado por sucesivas tendencias estilísticas. En ellas, sin embargo, predominan algunos elementos definidores, como su sana ironía y una preocupación social.

Y seguidamente, “El Atraco”, una obra cómica de tragicomedia,  la historia de un atracador que no realiza el robo por dinero sino por un motivo un poco más inusual. Compaginando el humor más alocado con la reivindicación del gremio de autónomos, en esta ocasión adaptada para introducir en la misma las medidas de higiene , seguridad y distanciamiento exigidas y que , a su vez, parecieran parte del desenlace de la misma, haciendo disfrutar una vez más al público  en sus asientos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.