El pasado sábado 22 de agosto finalizó en la localidad granadina de Salobreña este campeonato mixto que contó con la participación de 98 ajedrecistas, 73 varones y 25 mujeres.

La Maestra FIDE Galdense llegó a esta cita nacional con mucha incertidumbre y muy escaso rodaje fruto del parón competitivo sufrido desde el pasado mes de marzo por razones sobradamente conocidas, agudizado aún más si cabe, por el receso en sus entrenamientos debido a las exigencias propias de la prueba universitaria (EBAU).

La joven canterana del Sociedad la Montaña acusó esa inactividad en el primer tramo de torneo, sufriendo el primer revés en forma de derrota ya en la ronda inicial de la competición.

Pero si algo caracteriza a la alumna de la Escuela de Ajedrez de Gáldar, es su enorme talento y gran pundonor. Nunca cejó en el empeño de sacar adelante sus partidas en busca de la victoria, y a medida que el campeonato avanzaba, su juego se volvía cada vez más preciso, enlazando cinco partidas consecutivas invicta, que la auparon a los puestos nobles de la clasificación a falta de la última y decisiva jornada.

El destino quiso que en la novena ronda, Carla se enfrentara con las piezas negras a la teldense Jenny Sanabria Taskila, vieja conocida de múltiples duelos regionales, y quien había desplegado un juego brillante en el primer tercio del torneo, consiguiendo victorias de mucho mérito ante rivales muy superiores en Elo.

Ambas optaban al oro, pero para ello debían ganar y esperar que otros resultados les fuesen favorables. Con esos ingredientes tan explosivos, la Cebollera impuso su receta sobre el tablero desde el comienzo, llegando a disfrutar de una cómoda ventaja desde los albores de la contienda hasta bien avanzada la batalla. Pero llegaron los apuros de tiempo, y con ello, el duelo aumentó en emoción, ya que tras varias imprecisiones de la norteña, y cuando parecía que la teldense cogía aire, Carla asestó el golpe definitivo con un jaque mate que Jenny no vio venir.

El resto de enfrentamientos donde participaban las cinco candidatas con opciones al cetro nacional, no fue 100% favorable a Carla para poder alcanzar el oro, y tuvo que conformarse con un muy meritorio tercer puesto, acompañando en el podio a la catalana Joana Ros (plata) y la madrileña Cecilia Guillo (oro), las tres empatadas con 5,5 puntos.

La gran labor organizativa de este evento, llevada a cabo por la Federación Española de Ajedrez (FEDA) en tiempos de la “nueva normalidad” es digna de reseñar, manteniendo siempre un encomiable control sanitario; desinfección de la sala mediante máquinas de ozono, coordinador médico presente en el recinto de juego en todo momento, uso obligatorio de mascarillas, distancia de seguridad y un largo etcétera. Garantizando así la seguridad de todos los participantes.

Todo ello, secundado por la enorme profesionalidad del excelente personal del Hotel Salobreña Suites, centro neurálgico por noveno año consecutivo de estos Campeonatos de España de edades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.