El pasado martes 8 de septiembre finalizó en Linares una nueva edición del campeonato nacional, donde los jóvenes talentos del Sociedad la Montaña rayaron a un altísimo nivel, compitiendo con la Flor y Nata del ajedrez español.

David partió en el puesto 106 del ranking inicial, de un total de 139 participantes. Pero ya desde la primera ronda dejó bien claro que su nivel de juego, hoy por hoy, está muy por encima de lo que a priori dictaba el papel, entablando con piezas negras frente al Maestro Internacional Diego Guerra Bastida.

No conforme con dar una de las sorpresas más sonadas en la jornada inaugural, en el segundo acto tendría como adversario al Gran Maestro catalán de 46 años de edad, Marc Narciso Dublan, quién tampoco logró superar al canterano Cebollero, en una partida muy igualada de principio a fin, firmando las tablas en la jugada 43.

Tras la inesperada derrota sufrida en la tercera partida frente a la Maestra Fide Sonia Gil Quilez, en una posición muy ventajosa para el galdense, que se esfumó por un clamoroso error en las postrimerías del encuentro, David acusó el golpe, y en los siguientes duelos le costó un poco recobrar las buenas sensaciones iniciales… y es que, quien piense que en el ajedrez la faceta emocional no es tan importante como la fortaleza mental, va por mal camino, ya que en cualquier deporte, y sobre todo en este, tan individual, la confianza en uno mismo es crucial para el buen desempeño sobre el tablero.

Pero si algo han demostrado estos jóvenes baluartes de la Escuela de Ajedrez de Gáldar, es un pundonor y un espíritu de lucha encomiables. Y con estos valores por bandera, David prosiguió con sus batallas diarias, finalizando el campeonato con 5 puntos, y una gran tarjeta de 4 victorias, 2 empates y 3 derrotas, que lo elevaron 56 puestos por encima del ranking inicial, haciéndole además, acreedor del primer premio por tramo de Elo en categoría Sub 2000.

No le fue a la zaga su hermano Joel, quien partiendo en el puesto 98, finalizó el torneo en el puesto 44, escalando 54 puestos del ranking inicial.

Con un total de 5 puntos al finalizar la novena ronda, y una brillante tarjeta de 3 victorias, 4 tablas y tan solo 2 derrotas, el incombustible guerrero de la ciudad de los Guanartemes dejó patente su calidad sobre el tablero, doblegando a poderosos rivales como el tinerfeño Gabriel Pérez, o la Maetra Fide Anabel Guadamuro, y entablando entre otros, con el actual campeón de España Sub 14, Diego Vergara Antón. Obteniendo así, el reconocimiento nacional con el tercer premio en el tramo de Elo entre 2000 y 2149.

Esta nueva hazaña del ajedrez Galdense no hubiese sido posible sin la gran labor organizativa de la Federación Española de Ajedrez (FEDA), que en estos tiempos tan convulsos gestionó de manera sublime el mayor evento del deporte-ciencia del panorama nacional. De igual manera, es digno de elogio, la enorme valentía y determinación con la que la familia Pérez Bolaños afrontó esta cita deportiva, siempre en pro del desarrollo formativo de estos diamantes del ajedrez canario.

El campeón del torneo fue el GM David Antón, mientras que la grancanaria Sabrina Vega hizo bueno los pronósticos, alzándose por cuarto año consecutivo y el séptimo en su exitosa carrera deportiva, con la corona de reina del ajedrez femenino español.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.