La familia de Carmelo Jiménez Quesada, herido grave en el incendio producido la madrugada del pasado viernes en el municipio de Gáldar, quiere expresar su público agradecimiento a los vecinos de Guadalete que colaboraron en el rescate y atención de los afectados, que en un acto de coraje y sangre fría, salvaron la vida de Carmelo al alunizar un coche contra la cancela y garaje donde se encontraba atrapado.

En torno a la 1 y media de la madrugada, su vecino Jorge, Lidia y Anabel, alertados por la mujer de Carmelo, comienzan -sin éxito- a tratar de rescatar del interior de la vivienda al afectado. Ante la imposibilidad de acceder por las escaleras, lo intentan forzando la puerta de garaje. Infructuoso, y alarmados por el barullo, se suman Fernando, Joel y Amado, que tras constatar que Carmelo había dejado de pedir auxilio e intuyendo que había perdido el conocimiento, deciden hacer un alunizaje con su coche contra la cancela y puerta de garaje logrando extraer el cuerpo de Carmelo aún con vida del interior.

Asimismo, Estefanía -enfermera-, y Lidia -auxiliar-, inician la primera atención del paciente. Eva traslada a una de las afectadas hasta el Centro de Salud de Gáldar.

Para cuando llegaron los bomberos del consorcio (casi 25 minutos después de la alerta al 1-1-2 por Crisol y otros vecinos que reclamaron su llegada), ya Carmelo se encontraba fuera del garaje. Fue, sin duda, gracias al coraje de sus vecinos y vecinas, por lo que Carmelo sigue con vida; en estos momentos se encuentra grave en la UMI del Hospital Universitario de Canarias Dr. Negrín.

La familia quiere aprovechar estas líneas para mostrar, también, su público agradecimiento al Ayuntamiento de Gáldar, de forma especial a los operarios que acudieron a la vivienda y los responsables de área, así como a Julio Mateo, Agustín Mendoza y Teodoro Sosa. Y a los sanitarios que están haciendo todo lo que está en su mano para salvar la vida de Carmelo.

Comentarios

  1. Evidentemente siempre he dicho que en momentos críticos y de emergencias cómo el aquí ocurrido, me preocupa que el protocolo prevalezca antes que la actuación inmediata para tratar de salvar vidas. Sin la determinación de estos vecinos ahora mismo ya estaríamos lamentando una perdida de una vida , padre , esposo y amigo de muchos que en estos momentos tiene la oportunidad de luchar por su vida gracias a esos vecinos y amigos que aún en tales circunstancias tomaron decisiones que muy pocos pensarían y mucho menos reaccionar ante tal situación. En cuanto a la tardanza de acudir por parte de los bomberos invitó a cualquier persona ir caminando desde la casa hasta la base de bomberos situada en la zona industrial de San Isidro de Gáldar y comprobará que ese tiempo es para alguien que vaya caminando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.