Gáldar y más concretamente su comunidad educativa vivió este 22 de diciembre un día histórico, al llevarse a cabo el acto de colocación de la primera piedra del que será el futuro Instituto. De ahí que el alcalde de la ciudad, Teodoro Sosa, comenzara su intervención diciendo que “la lotería ha caído hoy en Gáldar con el comienzo de estas obras. Para esta Corporación y para mí, en los más de 13 años que llevo de alcalde es, sin duda, la noticia más importante, por la que este municipio lleva luchando desde hace más de tres décadas”.

En la misma parcela de 8.697m2 donde se construirá el centro, el alcalde galdense estuvo acompañado por el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, y la consejera de Educación, Manuela Armas, administración que ya ha transferido al Ayuntamiento los 9.4 millones de euros que costará la construcción de este centro, que será puntero y pionero en toda Canarias al incorporar en su estructura los yacimientos arqueológicos encontrados  y donde se podrá establecer posteriormente un sistema de visitas con fines educativos. 

Sosa aprovechó este momento para agradecer y reconocer a todas las personas y administraciones que han hecho posible llegar hasta aquí y, sobre todo, que en el último año se haya avanzado más en la tramitación de este expediente que en los últimos 30 años. 

Así reconoció al diputado Pedro Quevedo, presente en el acto, la importancia que tuvo que incorporara en los presupuestos del Estado de los años 2017 y 2018 los 4 millones de euros para este proyecto, aunque finalmente hayan quedado solo en 2, el resto los aporta el Gobierno de Canarias. También agradeció al Cabildo de Gran Canaria a través del área de Patrimonio que dirigía en aquel entonces el concejal de Educación, Carlos Ruiz, que permitiera compatibilizar la nueva construcción del edificio con los yacimientos encontrados.

Al que fuera consejero de Educación, José Miguel Pérez y al director general de esta área en el mandato 2011-2015, el galdense Demetrio Suárez, por la redacción del proyecto del futuro centro.

Y de forma especial a tres personas que este año han hecho todo lo que ha estado en sus manos para sacar adelante este proyecto: el vicepresidente y consejero de Hacienda, Román Rodríguez, encargado de transferir al consistorio la financiación necesaria para la obra; a la consejera Manuela Armas por la firma de un convenio modélico de colaboración entre ambas administraciones que puede servir de ejemplo gestión para otros Ayuntamientos; y por supuesto, al presidente Ángel Víctor Torres que consciente de la importancia para Gáldar de esta obra, fue su compañero como alcalde durante años en la Mancomunidad del Norte, ha hecho todo lo necesario para agilizar esta actuación. 

Sin olvidar de reconocer a la comunidad educativa de Gáldar, equipos directivos, profesores y generaciones de galdensesque han sufrido durante estos últimos 30 años las deficiencias de un centro que ha quedado obsoleto, y han tenido mucha paciencia, recordando a personas que dejaron el alma en esta lucha con una mención especial a la que fuera concejala de Educación y profesora del centro, Encarnación Monzón. 

Sosa anunció que este nuevo instituto de 22 unidades,  16 de ESO, 6 de Bachillerato y 3 aulas de ciclos formativos, espera pueda estar terminado antes de que concluya el presente mandato dando respuesta a una de las principales demandas del municipio junto al emisario submarino de Bocabarranco y el aparcamiento, también en marcha. Un triunfo que todos nos merecemos, señaló.

La consejera de Educación, Manuela Armas, reconoció el esfuerzo de tantas personas para que hoy sea un día importante para Gáldar y más con un proyecto tan novedoso y pionero.”Un lugar idóneo donde el alumnado pueda desarrollarse pero también para el profesorado donde puedan desarrollar dignamente su labor, por lo que me alegro muchísimo por este sueño tan ansiado por tantas generaciones”.

Antes de la colocación de la primera piedra simbólica, la urna con todos los convenios, periódicos del día y monedas, el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, habló de la trayectoria de años difíciles y frustrantes hasta llegar a esta colocación de la primera piedra. Muchas décadas de espera, señaló el presidente, para quien la educación es un derecho de los estudiantes “y tenemos que hacer lo posible para que se cumpla este derecho”.

Hoy poder estar aquí, añadió, “en medio de una pandemia es un sentimiento contradictorio, pero feliz por hacer realidad esta apuesta por la educación pública de calidad en un municipio como Gáldar, utilizando una fórmula módelica de colaboración entre administraciones. Ninguna inversión es más productiva que invertir en la educación de nuestros, nos darán un mejor presente y serán quienes recojan en el futuro el trabajo que nosotros hacemos, hagámoslo de la mejor manera posible para que sean incluso mejores de lo que hemos sido nosotros”, sentenció.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.