El Ayuntamiento de Gáldar ha concluido en el barrio de Sardina las obras de reasfaltado llevadas a cabo a través del Plan de Inversiones de Reactivación Económica en la crisis del covid 19, que financia el Cabildo en Gáldar con 600.000 euros, y que ha supuesto la mejora del firme en más de una veintena de calles en los diferentes barrios del municipio.

Concretamente, 4.465m2 de superficie en viales que han sido mejorados para el tránsito de vehículos, en calles que se encuentran en el entorno de la ermita de Sardina y en el acceso a la playa de Martorell.

La mejora del firme de estas calles en esta fase final se suma a la obra realizada en el barrio de San Isidro donde se asfaltó la calle Cardenal Mendoza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.