La Policía Local de Gáldar, en colaboración con efectivos del Puesto de la Guardia Civil de Santa María de Guía, procedió la tarde de este miércoles a la detención de dos personas, menores de edad, como presuntos autores de delito de lesiones y resistencia a la autoridad.

Los hechos se produjeron sobre las 20:15 horas de este miércoles, 7 de julio, cuando una unidad de la Policía Local de Gáldar, en una habitual patrulla de vigilancia por el barrio de Barrial, fue alertada por varias personas, quienes manifiestan la presencia de varios jóvenes que celebraban un «botellón» en un parque público, donde además en dicha reunión se incumplían todas las medidas sanitarias respecto a la distancia interpersonal de seguridad, así como se dirigían con voces y gesticulando hacia las personas que pasaban por la calle. Al llegar los agentes al lugar observan a varios jóvenes consumiendo alcohol, por lo que son requeridos para que desistan, requiriendo la botella de cristal que contenía bebida alcohólica, al observar que los mismos podrían ser menores. 

Los jóvenes, lejos de atender al requerimiento, inician un forcejeo con los agentes, debiendo la unidad personada solicitar la presencia de otras unidades policiales que se personaron en el lugar junto a una patrulla de la Guardia Civil de Santa María de Guía, procediéndose a la detención de los dos jóvenes, de origen magrebí y residentes en el Centro DEMENA “Los Pinos”, ubicado en dicho barrio, quedando detenidos y pasando a disposición judicial por delito de lesiones y resistencia a agentes de la autoridad.

Cabe recordar que el pasado 2 de julio el consistorio galdense emitió un comunicado en el que se informaba del cierre del citado centro el próximo 22 de septiembre, tras haber comunicado los propietarios de las instalaciones la no renovación del contrato de alquiler del recinto, al haberse detectado incidentes relacionados con peleas de jóvenes migrantes que residen en este Centro de Menores no acompañados que tutela la Asociación Coliseo, tanto dentro como fuera de estas instalaciones, y que han generado alarma social.

Desde hace meses el Ayuntamiento de Gáldar ha puesto en conocimiento en cada momento tanto a la ONG Coliseo, gestora del centro, a la Dirección General de Protección a la Infancia del Gobierno de Canarias, como a la Fiscalía del Menor, cada uno de los hechos e incidentes graves relacionados con los menores migrantes que residen en este centro de Barrial de Gáldar, para que se tomen todas las medidas necesarias al respecto y que den solución a los problemas derivados de esta inseguridad, medidas que no se han llevado a cabo y que lejos de solucionarse, los problemas han ido creciendo.

El alcalde de Gáldar, Teodoro Sosa, se ha interesado personalmente la noche de este miércoles por el estado de los agentes que sufrieron la agresión, quienes se encuentran en buen estado de salud, y ha expresado su condena ante estos hechos que vuelven a poner de manifiesto la falta de atención y control de los menores por parte de la ONG encargada de su cuidado y protección, que el Ayuntamiento de Gáldar ha venido denunciando reiteradamente, “algo que no puede ni debe ser tolerado por las instituciones que ostentan la tutela de los menores”.

La mañana de este jueves se ha celebrado el juicio, quedando ambos menores en libertad, uno de ellos con medidas cautelares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.