El Obispo de la Diócesis de Canarias pregona las Fiestas de Santiago e invita a recorrer el Camino de Santiago.

El Obispo de la Diócesis de Canarias, José Mazuelos Pérez, pregonó este jueves la 539 edición de las Fiestas Mayores de Santiago de los Caballeros de Gáldar y lo hizo precisamente conmemorando el noveno año jubilar que celebra este municipio, “el primero que celebro como Obispo de esta Diócesis de Canarias y siendo un Jacobeo histórico porque, debido a la pandemia, el Papa Francisco lo ha ampliado hasta 2022”, con una reflexión  sobre el Templo de Santiago, sobre la figura del apóstol y una de las claves  del año jacobeo: la peregrinación.

Con este hilo conductor fue ofreciendo al público asistente una bella descripción de lo que significa llegar a Gáldar para descubrir la “primera advocación jacobea allende los mares y abrazo de la devoción jacobea con las rutas de los guanartemes aborígenes, que evoca con fuerza la capacidad de tantos hombres y mujeres que han sabido encarnar su fe en su vida y en su cultura, haciendo de su Iglesia de Santiago un referente único”. 

Además a la hora de plantear el pregón, confesó que tuvo presente que estamos ante el noveno año jubilar que se celebra en este municipio tras la concesión de este privilegio por bula de San Pablo VI en 1965, aunque es verdad que hay quien insiste que lo hizo antes Inocencio XI en 1667, aunque por no solicitar la renovación hubo que esperar a San Juan Pablo II que en 1992 otorga in perpetuum las gracias jubilares, confirmando así su patronazgo oceánico. 

En una segunda parte ensalzó la figura de Santiago apóstol como patrón, como peregrino, como modelo y revitalizador de la raíz de la fe, “Hablar del patrón de España es hablar de un proyecto de vida común, es hablar de una responsabilidad social con los más desfavorecidos que crece aún más por nuestra condición de cristianos”, enlazándolo con esa responsabilidad social que nos obliga a no olvidarnos del drama que, justamente en el momento presente, sufren muchos españoles a consecuencia del paro. “La Covid19 ha hecho de éste, un Jacobeo especial. Los cambios sociales, emocionales y económicos que ha traído consigo esta crisis sanitaria han exaltado los grandes signos que marcan una sociedad sana: la solidaridad, la generosidad y la empatía con el que sufre”.

Y además, se detuvo en exaltar al Santiago Peregrino y el Camino a Santiago de Gáldar, “si hay algo peculiar de Santiago es precisamente la peregrinación” como esa partida de deseo de alcanzar los objetivos espirituales, el camino como itinerario solidario con los hermanos y preparación para el encuentro con el Señor, y la llegada como momento de escucha de la Palabra de Dios y celebración sacramental.

Recordó que la ciudad de Gáldar ha estado vinculada a la tradición Jacobea desde antes incluso de la culminación de la conquista. De hecho, en 1481 se celebró la primera misa en una casa prehispánica “capaz y grande” -dicen las crónicas- “bajo la advocación del Señor Santiago”. En el proceso de asimilación de la cultura europea, los conquistadores establecieron la advocación jacobea, al patrón de las “Españas”, en la que fuera primera capital de Gran Canaria y corte de los Guanartemes: Agáldar.

Recorrer el camino es unirnos a la corte de los Guanartemes, ya que muchos de los caminos y senderos por los que transcurre esta ruta ya eran utilizados por los antiguos canarios en las comunicaciones que vertebraban la isla de sur a norte y posteriormente como vías pecuarias para la trashumancia o el desplazamiento de romeros: el Camino de la Plata.

Para cerrar su intervención manifestando que el camino es contemplar a través de ese cielo estrellado la historia y el futuro esperanzador de un pueblo. Es unirse mediante esa vía Láctea a todos los pobladores de estas islas. “Por ello nada mejor que elevar un canto al camino de Santiago, introducirnos en el horizonte del futuro esperanzador de la vida eterna y contemplando la vía Láctea hacernos en esta noche niños enamorados de Santiago y recitar con García Lorca:

Esta noche ha pasado Santiago

su camino de luz en el cielo.

Lo comentan los niños jugando

con el agua de un cauce sereno.

¿Dónde va el peregrino celeste

por el claro infinito sendero?

Va a la aurora que brilla en el fondo

en caballo blanco como el hielo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.