Gáldar se ha sumado este martes a los actos conmemorativos del Día de la Mujer. Un 8M que ha estado marcado como cada año por las reivindicaciones para lograr una igualdad más real y efectiva, y que han sido recogidas en un manifiesto leído en un acto público celebrado en la calle Capitán Quesada por la concejala de Igualdad, Ana Teresa Mendoza. El alcalde de la ciudad, Teodoro Sosa, concejales, trabajadores municipales y numerosos vecinos se sumaron a esta celebración reivindicativa, guardando un minuto de silencio en recuerdo de las víctimas de la violencia y de aquellas mujeres que han dejado su vida en la lucha por la igualdad.

Varios stands informativos,  en representación de la concejalía de Igualdad, Adisnor y la emisora municipal Radio Gáldar, ofrecieron desde primera hora de la mañana información sobre su trabajo y programas dirigidos explícitamente a la mujer, en un año en el  que el Ayuntamiento de Gáldar además ha puesto la mirada en las mujeres migrantes, con actos y talleres específicos.

En el manifiesto, Ana Teresa Mendoza, relató lo que aún queda por lograr para acabar con las injusticias sociales que siguen sufriendo hoy en día las mujeres.

Así, destacó que bajo el lema “La unión hace la igualdad”, Gáldar también reclama por el Día Internacional de las Mujeres, el impulso de políticas de igualdad con un enfoque interseccional que favorezca una socialización de los cuidados como una tarea pública y compartida; fomentar proyectos que redunden en un apoyo a las mujeres que se enfrentan solas a las tareas vinculadas a los cuidados; e impulsar acciones encaminadas al emprendimiento femenino desde el empoderamiento personal de las mujeres, entre otras reivindicaciones.

MANIFIESTO

8 DE MARZO “DÍA INTERNACIONAL DE LAS MUJERES 2022”

En 1975 la Organización de Naciones Unidas formaliza la conmemoración del 8 de marzo como Día Internacional de las Mujeres con el objetivo de dar visibilidad y relevancia a la lucha histórica de las mujeres por conseguir una igualdad real y efectiva.  Desde entonces se ha conseguido bastante, sin embargo, aún existen áreas en las que no termina por conseguirse esa tan deseada igualdad.

La llegada del covid-19 ha supuesto que las mujeres sean nuevamente las más perjudicadas. Están en la primera línea como trabajadoras de los sectores sanitario, social y como cuidadoras.

Las mujeres sufren más las injusticias del mercado laboral: los salarios, la precariedad, la duración de los contratos, la tasa de paro. La brecha de género en el mundo del trabajo es un hecho incontestable, pero su causa no puede atribuirse a diferencias en capital humano sino a factores como el acceso a la educación o las dificultades para la conciliación más acusadas en el caso de las mujeres.

Las mujeres racializadas y migrantes son un colectivo especialmente invisibilizado y discriminado, ocupando puestos de trabajo con peores condiciones laborales y sufriendo, en ocasiones, una estigmatización asociada, a su cultura, religión o etnia.

En lo que respecta al mundo rural los estereotipos de género siguen muy presentes: se sigue entendiendo el trabajo de las mujeres como una “ayuda familiar”.

Por terminar, las mujeres trans han sufrido tradicionalmente una discriminación laboral severa, tanto en lo referente a la inserción laboral, como una vez incorporadas a un puesto de trabajo, donde son sometidas en multitud de ocasiones a situaciones vejatorias y la intromisión sistemática en su vida personal, por su identidad de género.

Este año la Red Insular de Igualdad y Violencia de Género de Gran Canaria y el AYUNTAMIENTO DE GÁLDAR bajo el lema de “La unión hace la igualdad” reclamamos por el Día Internacional de las Mujeres:

  • El impulso de políticas de igualdad con un enfoque interseccional que favorezca una socialización de los cuidados como una tarea pública y compartida.
  • Fomentar proyectos que redunden en un apoyo a las mujeres que se enfrentan solas a las tareas vinculadas a los cuidados.
  • Impulsar acciones encaminadas al emprendimiento femenino desde el empoderamiento personal de las mujeres.
  • Visibilizar a mujeres que pueden ser referentes por ocupar puestos de poder o espacios tradicionalmente masculinizados rompiendo los estereotipos de género.
  • Promocionar acciones encaminadas a facilitar la inserción laboral de las mujeres trans, mujeres migrantes, racializadas, de ámbito rural, con diversidad funcional, así como  realizar campañas de sensibilización para promover la existencia de espacios laborales seguros para ellas.
  • Impulsar la titularidad compartida de las explotaciones agrarias para visibilizar y reconocer profesional, social y económicamente el trabajo de las mujeres en la actividad agraria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.