La Cadena SER emitió la pasada noche a nivel nacional el programa ‘SER Historia’, grabado días atrás desde el Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada de Gáldar.

La Cueva Pintada de Gáldar, la capilla sixtina de la arqueología en Gran Canaria, ha sido el escenario escogido por el programa SER Historia para realizar un especial sobre el conjunto de espacios arqueológicos de la Isla. Dirigido y presentado por Nacho Ares, el programa profundiza en la evolución histórica de la Isla, desde los primeros pobladores hasta su práctica desaparición tras el proceso de Conquista.

El relato histórico de los principales asentamientos grancanarios: Risco Caído, la Cueva Pintada, La Fortaleza y las Cuevas de Guayadeque, fue magistralmente narrado por las voces de Carmen Gloria Rodríguez, directora conservadora del parque arqueológico; Juan Sebastián López, cronista oficial de Gáldar y director insular de Patrimonio de Gran Canaria; Xabier Velasco, inspector de Patrimonio Histórico del Cabildo de Gran Canaria y José de León, el arqueólogo coordinador de Risco Caído.

Precisamente el programa estuvo patrocinado por el Instituto de Risco Caído y la Reserva de la Biosfera, cuya creación ha sido promovida por el Cabildo de Gran Canaria para preservar, poner en valor y difundir el amplio patrimonio arqueológico de la Isla.

El espacio Cronovisor, presentado por el colaborador habitual Jesús Callejo, arranca con un viaje en el tiempo que nos lleva al 8 de agosto de 1873, día en el que José Ramos Orihuela descubrió la entrada a la Cueva Pintada mientras realizaba labores de desmonte y observó un socavón en el suelo. Y fue el primer testigo de las figuras geométricas con colores muy vivos (rojos, negro y blanco). Un momento que “tuvo que ser muy impactante”, en palabras de Nacho Ares.

Para Jesús Callejo, por su parte, “estar en la Cueva Pintada es un premio, ya que contiene una una de las representaciones rupestres más importantes del Archipiélago”. El escritor, divulgador e investigador especializado en la historia insólita añadió que “nos encontramos en la capilla sixtina de los antiguos canarios, junto al Museo Canario o Risco Caído. Si juntamos todos estos yacimientos, nos hacemos una idea clara de cómo vivían los primeros pobladores de Canarias”.

La Cueva Pintada es el epicentro de todo un poblado, de al menos 60 habitaciones, que estuvo ocupado durante varios siglos, siendo esta superposición de pobladores una de sus singularidades arqueológicas. Las excavaciones iniciadas en 1987 sirvieron para poner al descubierto la existencia de este gran yacimiento, cuya joya de la corana es la cámara decorada con un friso de motivos geométricos en diferentes colores.

Para su directora, Carmen Gloria Rodríguez, “la cueva nos transmite un mensaje, que hoy en día todavía no hemos conseguido descifrar. Las pinturas que vemos en la cueva son rupestres, pero se realizaron con una voluntad y una concepción previa. Esto tuvo un plan, no se ha hizo de una manera improvisada”. Añade la conservadora que “estamos ante una sociedad agro pastoril, que vivió en dos épocas: entre los siglos VII y VIII en la primera fase de ocupación del poblado, de carácter neolítico, y que a partir del siglo XII sufre una auténtica revolución.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.