Este movimiento estratégico de la marca supondrá más recaudación a lo largo de este año, ya que se está produciendo un baby boom en la sociedad británica, sin contar con las celebrities que están embarazadas o ya han tenido a sus preciados bebés. Un ejemplo de esta tendencia es la aparición del hijo de Kate…