La crisis inmobiliara se nota en Gáldar. Desde el año 2008, coincidiendo con el inicio de la crisis, se ha producido una caída brusca de las ventas de vivienda. La promoción de viviendas de la empresa municipal Galobra en Sardina ha sufrido una paralización total de la reserva de viviendas y garajes, a consecuencia, en gran parte, de la ralentización del consumo, el incremento de la tasa de desempleo y la merma en las posibles subrogaciones hipotecarias que conceden los bancos. Así, en todo el periodo únicamente se han registrado 16 posibles compradores.

A todo ello se unen las restricciones propias de las Viviendas de Protección Oficial (VPO), para cuyo acceso se exige un umbral de renta determinado y no se permite plena disposición de la vivienda para venta o alquiler hasta pasados 15 años de la adquisición, sin que incluso ni siquiera pueda dejarse inocupada en caso de necesidad de desplazarse por cualquier motivo (laboral, médico, etc.). Además, el Gobierno de España, a través del artículo 35 del Real Decreto-Ley 20/2012, de 13 de julio, de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad, ha retirado ayudas públicas prohibiendo la subsidiación de préstamos.

Todas estas circunstancias han disuadido aún más a los posibles compradores, por lo que el Ayuntamiento de Gáldar ha decidido liberar las viviendas de las cargas que actualmente supone el ser calificadas como VPO, al haberse suprimido por parte del Gobierno todas las ayudas públicas existentes. Así, la empresa municipal Galobra ya ha solicitado descalificar ante la Dirección General de Vivienda del Gobierno de Canarias la promoción de 84 viviendas protegidas de Régimen General Básico, aumentando así considerablemente el abanico de ventas a posibles compradores que no cumplen condiciones para acceder a viviendas protegidas.

Al mismo tiempo, no se perjudicará a los posibles compradores con medidas restrictivas, por tratarse de viviendas protegidas que ya no cuentan con ningún tipo de incentivo. Además, se prolongará durante un tiempo prudencial las condiciones actuales de ‘Viviendas Protegidas en Régimen General Básico’ a los nuevos posibles compradores, manteniendo para ello los precios actuales.

Para liberalizar las viviendas, el Pleno ordinario del mes de diciembre someterá a votación la modificación del convenio suscrito entre el Ayuntamiento de Gáldar y la empresa municipal Galobra el 28 de febrero de 2008, mediante el cual el Ayuntamiento cedía a la empresa una serie de parcelas edificables calificadas como urbanas, entre las que se encuentran las tres parcelas donde se edificaron las viviendas de Sardina.

La modificación permitirá, en consonancia con lo solicitado a la Dirección General de Vivienda, eliminar la calificación de VPO y, con ello, dar mayor libertad a los posibles compradores sin variar el precio de venta de las viviendas, que oscila entre los 64.302,66 euros y los 93.252,19 euros. Además, las viviendas y las plazas de garaje se podrán adquirir de forma separada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.