El Ayuntamiento de Gáldar abastece a su población a través de la desaladora de Bocabarranco con más de 1 millón de metros cúbicos anuales de agua desalada. El Gobierno de España a través de los Presupuestos Generales del Estado aportaba hasta 2010-2011 un total de 0.22 céntimos de euro por metro cúbico de agua desalada, lo que suponían más de 200.000 euros anuales.

Sin embargo, el Gobierno de Rajoy ha reducido las ayudas a la desalación, de tal forma que en el último ejercicio únicamente se contemplaban 4 céntimos de euro por metro cúbico de agua desalada. Es decir, poco más de 40.000 euros en el último año, lo que supone una reducción de más del 96%.

Frente al trato que se da a Canarias, las ciudades autónomas Ceuta y Melilla, sin embargo, sí mantienen la financiación por las mismas características de lejanía y falta de agua potable. Además, los Presupuestos Generales del Estado para 2014, que aún están en fase de enmiendas, prevén aún más recortes para Canarias: únicamente se destinarán 2 céntimos de euro por metro cúbico de agua desalada, lo que supondrán tan sólo 20.000 euros, e incluso se habla de la reducción total de las ayudas.

A todo esto se une que en la fórmula polinómica con la que se establecen los precios del agua se incluyen los costes salariales, gastos de producción y distribución del agua, y el coste de la electricidad. Este último ha sido subido ya más de cuatro veces por parte del Ministerio de Industria que dirige el canario José Manuel Soria. Por otro lado, el IPC también ha experimentado ascensos en los últimos años.

En conclusión, los costes han aumentado de forma exponencial, mientras que las ayudas se han reducido drásticamente, lo que ha disparado el precio de producción del agua de abasto en Gáldar que tendrán que asumir todos los ciudadanos y el Ayuntamiento de Gáldar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.