La industria del cine no es menos y el uso de las impresoras 3D para hacer en realidad conceptos o personajes se extiende como la pólvora. La última incorporación en los usuarios de esta fuente de creatividad son los mundos de la moda y la belleza. Las semanas de la moda de ciudades como Nueva York o Londres pronto abrirán sus puertas una vez más. Sin embargo, este año es posible que se vean nuevas incorporaciones en las pasarelas, tal y como se observó el pasado mes de noviembre en la 3D Printshow en Londres y París respectivamente. En este espectáculo de moda, protagonizado por diseños íntegramente confeccionados gracias al empleo de la impresión en tres dimensiones, puso de manifiesto la infinidad de aplicaciones de varios materiales como el plástico y el metal para la creación de impresionantes proyectos textiles.

Dita Von Teese con el primer vestido en 3D. Derechos de Mashable.com
Dita Von Teese con el primer vestido en 3D. Derechos de Mashable.com

No obstante, la materialización de dichos diseños en moda 3D se produjo en marzo de 2013 con la presentación del primer vestido elaborado enteramente a base de piezas impresas en tres dimensiones. El acto corrió a cargo de la reina del burlesque, Dita von Teese en el Hotel Ace en Nueva York con un diseño de Michael Schmidt y Francis Bitonti. El vestido contaba con 2500 piezas en color negro que tuvieron que ser asembladas a mano y decoradas con piedras de Swarovski. El mismo principio se utilizó en el desfile de Victoria’s Secret del pasado año, donde las modelos lucieron accesorios como las icónicas alas de sus ángeles, hechas en 3D con temática invernal ataviadas con piedras de Swarovski.
La moda no es el único ámbito donde el 3D marca tendencia ya que en un estudio en «La Gran Manzana», dos chicas, Sarah C. Awad y Dhemerae Ford, conocidas por su seudónimo The LaserGirls han creado una serie de uñas postizas utilizando esta técnica.

Uñas postizas diseñadas e impresas en 3D. Derechos de TheLaserGirls.
Uñas postizas diseñadas e impresas en 3D. Derechos de TheLaserGirls.

A priori, se podría vaticinar la caducidad de esta fase de producción aunque, compañías como Materialise, que se dedica a imprimir conceptos en tres dimensiones para sus clientes, ha creado el material TPU-92A-1 que está realmente pensado para sus aplicaciones en la confección. La diseñadora holandesa Iris Van Herpen puso a prueba dicho material en su desfile Voltage Haute Couture en la semana de la moda parisina del pasado año, así que solo nos quedará por ver cómo nos sorprenden los estilismos de las semanas de la moda de este año y si recorren las pasarelas más diseños «made in 3D».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.