Juan Miguel Molina Hernández nació en La Montaña de Gáldar, en la C/ Tazirga, 14, el día 25 de octubre de 1941. Actualmente vive en la calle Audiencia, nº 17 en Gáldar. Está casado y tiene dos hijos, seis nietos y un bisnieto.

Comenzó sus estudios en el colegio Fernando Guanarteme de Gáldar donde estuvo durante un curso escolar en diurno y el resto lo realizó por las noches, ya que tuvo la necesidad de comenzar a trabajar a edad muy temprana en las empresas de Samsó, Grimón y Los López.

Realizó el servicio militar voluntario en el Ejército del Aire, recibiendo el premio de buena conducta como soldado y licenciándose como cabo en el año 1963. En el año 1984 emigra al Aaiún donde trabajó en Transáhara hasta 1969 y posteriormente comenzó a trabajar en Esmara , en el interior del Sáhara.

En 1974 regresó a Gáldar donde instaló su taller de soldadura en la calle Delgado y donde con esfuerzo y tesón se creó como empresario siderometalúrgico, Esta profesión la compaginó con la práctica de las Artes Marciales y defensa personal, consiguiendo el cinturón amarillo en diciembre de 1981 y abril de 1982.

En el mes de agosto de 1987 obtuvo el segundo dan, en 1990 el tercero y en 2006 el cuarto, al cumplir los 65 años.

Es árbitro nacional de artes marciales desde el mes de septiembre de 1988.

Fue director del Gimnasio Municipal de Tekwondo desde 1994 a 2004.

Estuvo al frente de la A.V. “ Nuestra Señora del Mar” de Caleta de Arriba como presidente desde 1995 al 2004.

Su mayor afición en los últimos tiempos es la talla de piedra, dedicándole muchas horas de trabajo y esfuerzo que se traducen en esculturas como “El pulpo” (2001). “La vieja” (2002), “El erizo” (2004), “Marisqueo” (2008), “El faro” (2009), “El Mero”, “Homenaje a las pescadoras” (2010) y “La sirena” (2012).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.