La concejal de Hacienda, Eva Martínez, explicó las nuevas medidas dentro del plan de ajuste, como la anticipación de la incorporación del Ayuntamiento galdense a un nuevo sistema de facturación telemática que será obligatorio para todas las las administraciones locales a partir de enero de 2015. La edil explicó que aunque el Ministerio de Hacienda exige una reducción del gasto de un 5% adicional para 2015, Gáldar no va a cumplir este requisito porque ya ha hecho esfuerzos importantes por reducir el déficit en años anteriores, incluso obteniendo ya superávit.

Con respecto al IBI, la concejala expuso la regularización catastral que está incorporando nuevas viviendas al padrón. De esta forma, personas que hasta hoy no pagaban contribución urbana, lo deberán pagar a partir de la entrada en vigor del nuevo padrón de viviendas, aumentando así la recaudación, por lo que en el punto siguiente del pleno se aprobó también una congelación del tipo impositivo del IBI que se verá compensado con esta nueva ampliación del numero de viviendas a la que será aplicable.

Todos los grupos políticos de la oposición mostraron su posición a favor de la nueva propuesta de Plan de Ajuste del grupo de gobierno, que fue aprobado por unanimidad. La primera teniente de alcalde, Encarnación Ruiz, destacó que Gáldar ya se permite un Plan de Ajuste con otros márgenes más positivos que otros municipios “porque hemos hecho los deberes antes”.

Por su parte, el alcalde de Gáldar, Teodoro Sosa, explicó que “este Plan de Ajuste no hubiera tenido sentido si la sentencia del ERE hubiera venido en contra”. Sosa se mostró tajante al asegurar que “no vamos a reducir el 5% del gasto, que suponen 800.000 euros, porque este Ayuntamiento con 800.000 euros menos al año sería inviable, tendríamos que decir qué servicio dejamos de pagar. No vamos a quitar el 5% de gasto, no podemos y nos negamos”, aseveró. Además, el alcalde amplió y dijo que tampoco es posible, como pide el Ministerio, equilibrar todos los servicios de forma que se autofinancien, es decir, que los ingresos ciudadanos a través de tasas paguen íntegramente los servicios. “Eso es imposible en cuatro años”, aseguró el alcalde.

El alcalde quiso destacar también la reducción del 1,31% en el tipo de interés del crédito ICO, aunque remarcó también “el robo que supone que los bancos saquen dinero del BCE al 0% mientras a los Ayuntamientos se les da al 6%”, denunció. El primer edil se mostró poco optimista con la primera opción del Plan de Ajuste, que es la más beneficiosa, pero exige ese 5% adicional de recortes que Gáldar no se puede permitir. Para Sosa, ya Gáldar ha hecho “de sobra” los deberes y espera que el Ministerio reconozca el trabajo realizado.

En el segundo punto del orden del día, se aprobó la congelación del IBI que ya incluye la citada primera opción del Plan de Ajuste, y que se aprueba adicionalmente para el caso de que no venga aprobado dentro de esta primera opción. De esta forma, Gáldar cancela las subidas del IBI a las que obligaba el Ministerio de Hacienda, compensando estos ingresos con los nuevos sujetos pasivos que se incorporan en forma de nuevas viviendas que deberán tributar en este impuesto. Así, el tipo impositivo del IBI se mantendrá congelado en el 0,62% durante los próximos años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.