Entre noviembre y enero, la directora navarra, Helena Taberna, rodará en Gran Canaria su nueva película: “El contenido del silencio”, una historia inspirada en la novela homónima de Lucía Etxebarría. Según explica, el proyecto nació en las islas, porque fue aquí donde una amiga le recomendó que leyera el libro, que ahora recreará en su proyecto cinematográfico.

La novela transcurre en Tenerife y Fuerteventura, pero ella ha preferido rodar en Gran Canaria, principalmente en el Norte. “Filmaremos en Gáldar. Es una zona preciosa con paisajes maravillosos; saldrá el Faro de Sardina, … conozco muchos sitios, ya soy una iniciada en Canarias”, comenta la cineasta en el periódico Canarias7, que ha frecuentado bastante el Archipiélago porque su hijo estudia Ciencias del Mar en la ULPGC.

En este caso, y a diferencia de los rodajes que se vienen sucediendo en Canarias, Taberna no viene atraída por los incentivos fiscales, sino porque el archipiélago y sus gentes son protagonistas fundamentales de la película. «Me gusta el cine de personajes y me parece absurdo que todo lo que se filma en España parezca que está hecho en Madrid. Hay muchas historias y culturas diferentes en cada zona. El cine francés cuida este aspecto mucho presentando espacios diversos que enriquecen la película», afirma la directora que se pondrá al frente de un equipo integrado por técnicos y actores canarios.

La película es un thriller sobre la búsqueda de una joven desaparecida tras ingresar en una secta. «Ese es el trasfondo de la novela y de la película. Me he inspirado libremente en una secta que hubo en Canarias y que preparaban un suicidio ritual colectivo», comenta la cineasta sobre el caso de un grupo de adeptos de la secta Heide que intentaron poner fin a su vida en el Teide en 1998. La policía abortó sus planes, irrumpiendo en el local de la secta durante la que iba a ser su última cena el 8 de enero de 1998.

Pero, aunque Taberna se documentó al respecto hablando con los responsables de la Policía Nacional en Gran Canaria, este aspecto es secundario en la cinta. «En el cine quiero contar una historia de amor. Lo que importa es lo que pasó a los protagonistas mientras buscaban a esa hermana y que todos los seres humanos necesitamos afecto».

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.