Por otro lado, con respecto a diciembre de 2014 también se experimenta una bajada del paro cuantificada en un 1,08% tras registrarse en dicho mes un total de 3.713 demandas de empleo.

Y mientras que el desempleo baja, los contratos aumentan: en enero de 2015 se han registrado 263 nuevos contratos firmados, frente a los 239 de enero de 2014, un 10% más. De ellos, un total de 40 son contratos indefinidos, además de otros 7 contratos que también se han convertido a indefinidos en enero de 2015. Sin embargo, la mayoría -141 contratos- corresponden a una relación laboral de duración determinada a tiempo completo, a los que hay que sumar otros 75 a tiempo parcial.

Los datos siguen reflejando una variable de género importante, ya que dentro del paro registrado un 52,19% son demandas de empleo de mujeres, frente a un 47,81% de hombres. Diferencia que también se observa a la inversa en la firma de nuevos contratos: en este caso son ellos los que lideran con un 50,57% de los nuevos contratos firmados por hombres, mientras que las mujeres se quedan en un 49,43%.

Por último, la formación académica sigue siendo fundamental a la hora de encontrar empleo: la mayoría de las demandas provienen de trabajadores no cualificados (1.468) y un 78,63% de las peticiones de empleo están encabezadas por personas que sólo cuentan con educación primaria y/o secundaria. Aquellos demandantes que cuentan con formación universitaria o formación profesional se reducen al 6,67% y 14,51%, respectivamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.