Como recoradarán, José Luis González y Aladino Suárez convivieron -no con mucha tranquilidad, todo hay que decirlo- gran parte de la legislatura pasada dentro del grupo PP-UnPG. Aladino Suárez fue cabeza de lista del grupo en 2011, mientras que José Luis González fue número 3 en la candidatura de Suárez. Pero pronto, las “traiciones” del que acabaría siendo presidente del PP de Gáldar hicieron que la relación entre ambos se torciera, hasta que el pasado mes de julio, Aladino Suárez acabó con el matrimonio de PP-UnPG en Gáldar después de 12 años, rompiendo su grupo y pasándose al de no adscritos.

Sin embargo, la voluntad popular de los ciudadanos de Gáldar el pasado 24 de mayo los ha colocado en el mismo grupo dentro del pleno, aunque eso sí, los dos debilitados electoralmente. Al no llegar ninguno de los dos grupos a los tres concejales por sí solos, tanto PP como Unidos por Gran Canaria han tenido que constituirse dentro el grupo mixto, sumando entre los dos partidos tres concejales.

Y ahí comienza el nuevo problema: ninguno de los dos grupos se pone de acuerdo en quién será el portavoz. Según José Luis González, les ha sido imposible llegar a un acuerdo cuando “ni siquiera contestan a las llamadas ni a los mensajes”. Suárez se defiende alegando que el acuerdo no existe porque lo que el PP propone es que tanto el portavoz como el portavoz suplente sean los dos ediles del PP.

Y mientras tanto, han creado un problema orgánico sin precedentes en el Ayuntamiento ya que no se ha podido constitur el grupo con portavoz, tal y como sí han hecho el resto de formaciones..

El alcalde, Teodoro Sosa, ante esta esperpéntica situación llamó al acuerdo entre los tres concejales, a lo que Suárez contestó solicitando al primer edil que sea él quien imponga el portavoz al grupo mixto, algo a lo que Teodoro Sosa se negó en rotundo porque, según él, “no le corresponde”. “Yo elijo el portavoz de mi grupo, el de ustedes es cosa suya; esta es una situación surrealista”, sentenció el alcalde.

Aladino Suárez, molesto con las palabras del alcalde, amenazó con presentar un contencioso administrativo, ya que según el edil de la coalición conservadora, el alcalde debe imponer los portavoces de otros grupos ante la falta de acuerdo.

El alcalde preguntó a viva voz a la secretaria sobre esta cuestión, alegando la secretaria municipal que es potestad del alcalde “si él quiere”, a lo que Teodoro Sosa respondió que “no quiere”, porque esa es una cuestión a resolver internamente por cada grupo y que si tuviera que elegir, eligiría a “quien tuvo más votos”, algo que resolvió la secretaria dándole la palabra a José Luis González por la proporcionalidad de votos, al obtener 500 más que Aladino Suárez.

Así las cosas, la única solución posible a esta falta de entendimiento pasaría porque o bien Suárez, o bien los dos ediles del PP abandonen el grupo mixto y pasen al grupo de no adscritos y se separen en dos grupos distintos. Y, como se suele decir, “aquí paz y en el cielo gloria”.

Comentarios

  1. Es que algun@ pensaba que esta gente iba a deiar trabajar o iba a estar ahi sin dar la nota…no sirven ni saben hacer otra cosa…..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.