Un evento de especial arraigo en el municipio norteño, en el que un año más carretas procedentes de todos los barrios de la Villa, acompañadas por grupos folclóricos, han hecho entrega de alimentos para los más necesitados.

Verduras y hortalizas variadas, frutas y, por supuesto, la repostería típica del municipio como suspiros y bizcochos se han entregado en honor al Santo en la Iglesia de Nuestra Señora de Candelaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.