La concejala de Hacienda, Valeria Guerra, fue la encargada de desglosar las cuentas del Ayuntamiento, así como del Instituto Municipal de Toxicomanías.

La cuenta general del pasado año cerró con un total de 22.251.977,96 euros de ingresos, y 18.578.711, 04 de gastos, lo que hacen un superávit de 3.673.266 euros.

El aumento de los derechos reconocidos municipales en relación a las previsiones presupuestarias iniciales, propició el pasado año la posibilidad de incrementar el gasto público en más de 2 millones y medio de euros, que permitió hacer frente a necesidades de inversión no previstas inicialmente en el presupuesto municipal debido a falta de financiación.

Por su parte, el Instituto Municipal de Toxicomanías cerró el año con 398.036,26 euros de ingreso y 394.030,10 euros de gasto, cumpliendo así igualmente con la Ley de Estabilidad Presupuestaria al cerrar el año en superávit.

En general, el consistorio mejora todos sus ratios económicos y cuenta con remanentes de tesorería positivos, algo que hace unos años era “impensable”, según el primer edil. Sin embargo, las cuentas fueron aprobadas únicamente con los votos a favor del grupo de gobierno y la abstención del PSOE. CC y grupo mixto, por su parte, votaron en contra.

Por otro lado, también se dio cuenta de las líneas fundamentales del presupuesto municipal para el año 2016, que prevé un superávit de más de 5 millones de euros y se aprobó el techo del gasto, que quedó fijado en 13.239.274,46 euros.

El alcalde adelantó que se trata de un presupuesto de “aumentos”, ya que subirán todas las partidas presupuestarias destinadas a inversión y anunció que habrá más de 1 millón de euros de dinero municipal destinados a obras durante el próximo año, al tiempo que continuará bajando la deuda histórica del consistorio. Además, Teodoro Sosa recordó que en 2016 los trabajadores municipales recuperarán los derechos laborales suspendidos durante los peores años de la crisis, con lo que contribuyeron a la recuperación económica del ayuntamiento. Este punto fue aprobado con el voto a favor de los 12 concejales del BNR-NC y la abstención de la oposición.

El Pleno se cerró con la aprobación de transferencias para la contratación y ejecución de la prolongación del pasaje peatonal que une las calles Aymide Yacoán con la calle Doramas, en el casco del municipio, con cargo al Plan de Cooperación con los Ayuntamientos, que fue aprobado por unanimidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.