Según afirman en la web del sindicato, el número de alumnos por aula en Canarias es de los mayores del Estado y está muy por encima de la media de los países de la Unión Europea.

El sindicalista Fernando Pellicer salió así al paso de las declaraciones que días atrás hizo la consejera de Educación del Gobierno canario, Soledad Monzón (CC), al asegurar que el descenso de los alumnos que se matriculan en los centros de enseñanza del archipiélago había contribuido a que hubiera unas ratios cómodas en sus aulas.

El dirigente sindical puso como ejemplo lo ocurrido en el instituto de Secundaria Roque Amagro de Gáldar, donde se ha ordenado incrementar las cifras de alumnos por clase al exigir la eliminación de uno de los seis grupos de 1º de la ESO previstos inicialmente.

Como se recordará, con el inicio del curso planificado, la Consejería avisó el pasado jueves a las dos de la tarde sobre obligatoriedad de eliminar uno de esos cursos y reagrupar a los alumnos entre los cinco restantes, incrementando el número de alumnos por aula y profesor. Con esta medida, se pasará de 26 alumnos por aula a 30 en los mejores casos o incluso hasta 34.

Desde el sindicato aseguran que esta situación no es más que una muestra evidente de que la prioridad del Gobierno de Canarias no es la calidad educativa, sino el ahorro económico puro y duro.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.