La coyuntura económica actual ha elevado la dificultad de muchas familias, entre otras necesidades, para poder atender los gastos de suministro de energía eléctrica. El convenio establece que el Ayuntamiento de Gáldar se obliga a realizar la evaluación de aquellos usuarios de los servicios sociales de su municipio que puedan acogerse a las ayudas referidas en el presente convenio, así como a informar a Endesa, de cara a agilizar y facilitar la forma de pago de estas ayudas por las deudas generadas en relación con el consumo eléctrico.

Por su parte, Endesa se compromete a colaborar con el ayuntamiento  facilitando al consistorio la forma de pago, mediante una demora que evite el corte de suministro, demora que no comportará la aplicación de ningún tipo de interés ni comisión. Mediante este procedimiento, Endesa dejará en suspenso el corte de suministro de electricidad desde el momento en que reciba la comunicación de los Servicios Sociales del ayuntamiento de que el cliente titular del servicio está sujeto a una ayuda municipal.

Además, Endesa se compromete a informar y asesorar al Ayuntamiento y a su personal sobre los requisitos necesarios para acogerse al Bono Social y de sus condiciones de aplicación, a facilitar la tabla de medias de consumo para la evaluación de los casos a tratar y realizar charlas informativas para una mejor comprensión de cara a divulgar los principales conceptos de la factura eléctrica y contribuir a mejorar los hábitos de consumo de los ciudadanos.

El acuerdo incluye, asimismo, la constitución de un comité de seguimiento integrado por técnicos de las dos entidades firmantes, garantizándose en todo momento la protección de los datos personales de los beneficiarios de las ayudas contempladas en este convenio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.