El Presidente de la Mancomunidad, Teodoro Sosa, agradeció la asistencia a la reunión de todas las administraciones representadas que han sido convocadas con el objetivo de reducir al máximo los atascos de entrada a Las Palmas de Gran Canaria que se vienen sufriendo en el Norte desde las últimas semanas tras el cierre de la GC-300, por las obras de Piletas y Las Mesas, que ha saturado la GC-2 a niveles de hace 15 años, con atascos que llegan a triplicar los tiempo normales de acceso a la capital. Ante esta situación se solicitó, por parte del Presidente de la Mancomunidad, aunar esfuerzos para conseguir adoptar todas las medidas necesarias, de forma urgente e inmediata, para reducir los tiempos de espera, antes de conseguir la solución definitiva de la IV fase de la Circunvalación y la terminación de las obras de la GC-300.

El Vicepresidente del Cabildo, Ángel Víctor Torres, informó que desde el Cabildo de Gran Canaria se están realizando todas las gestiones oportunas para poder concluir en el mes de diciembre de este año las obras de Piletas y en la medida de lo posible antes de finalizar el año, o en la primera quincena de enero de 2016, el tramo de Las Mesas que al estar en un sólo carril atasca diariamente la GC-300. El colapso de esta vía, ha supuesto que conductores de Teror se hayan trasladado a la GC-2, aumentando el de por si complicado tráfico de esta vía, cuya solución más cercana es la finalización de las obras troncales de la IV Fase de la Circunvalación de Las Palmas de Gran Canaria con Arucas que descongestionaría de manera significativa la GC-2. En este sentido informó que se han transferido desde el Cabildo de Gran Canaria al Gobierno de Canarias los 11 millones necesarios para adelantar al mes de abril de 2016 su apertura. Además, informó que se ha solicitado a las empresas contratistas que trabajen las 24 horas del día para conseguir reducir los tiempos de ejecución de las obras, al mismo tiempo se están estudiando actuaciones puntuales para permitir establecer espacios que sirvan como arcén en caso de accidentes en las zonas en las que no existe, al mismo tiempo garantizó que no se realizarán obras de mantenimiento de la GC-2 en horas punta para evitar contribuir en mayor medida a los atascos, tal y como solicitaba la Mancomunidad.

Desde el Ayuntamiento de Las Palmas, su Concejal de Movilidad José Eduardo Ramirez, manifestó su solidaridad con los conductores del Norte, considerando este problema de acceso como propio de la ciudad ya que gran parte de los problemas actuales se encuentran en su municipio, como es la GC-300 y el túnel de Julio Luengo. En este sentido señaló la disponibilidad de reforzar en horario de mañana al personal destinado a dar agilidad a la salida de los túneles de Julio Luengo y a la reducción de los tiempos de espera de los semáforos de salida y entrada, todo ello debe ir acompañado de medidas de educación vial para una mayor movilidad sostenible a medio plazo que reduzcan el tráfico de la GC-2.

La Delegada del Gobierno, María del Carmen Hernández, señaló la importancia de la presencia de la Guardia Civil de Tráfico con el objetivo de contribuir a aumentar la fluidez en los casos que sea necesario, además de la máxima colaboración entre todas las administraciones implicadas. En este sentido los responsables técnicos de la Guardia Civil han señalado que se han ido adoptando medidas para aumentar la presencia de las patrullas de la Guardia Civil de Tráfico a primera hora de la mañana con el objetivo de reforzar la fluidez de la circulación con una cercanía máxima en las zonas de mayor afluencia, para que en caso de accidente la actuación de la Guardia Civil sea inmediata para evitar el colapso de la vía principal, la GC-2, como ya ha ocurrido en semanas anteriores. También, se han ido adoptando medidas para dotar de mayor preferencia, con la colocación de conos, a la GC-2, ya que de su fluidez depende toda la circulación de las vías que derivan en esta carretera, que ha visto aumentar significativamente el tráfico de vehículos desde el mes de octubre.

El Presidente de la Mancomunidad, Teodoro Sosa, manifestó su satisfacción por los acuerdos alcanzados en la reunión, dándose respuestas satisfactorias a todas las peticiones planteadas desde los Ayuntamientos al resto de administraciones implicadas, esperando que dichas medidas sean efectivas lo antes posible y puedan ser percibidas por los conductores en los próximos días.

A la reunión han asistido la Delegada del Gobierno, María del Carmen Hernández Bento, el Subdelegado del Gobierno, Luis Miguel Molina, el Coronel de la Comandancia de la Guardia Civil de Las Palmas, Ricardo Arranz, acompañado por el Comandante y Capitán de Tráfico, el Vicepresidente del Cabildo y Consejero de Obras Públicas, Ángel Víctor Torres, acompañado por varios técnicos de la Consejería, el Concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, José Eduardo Ramírez, además de los alcaldes y concejales de la Mancomunidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.