El Cabildo de Gran Canaria considera que la decisión del ejecutivo regional de suprimir esta línea de actuación pública supone frenar los proyectos de reforma y modernización ya están en marcha en estas áreas y, por tanto, la creación de empleo.
Aparte del Cabildo, municipios y empresarios han manifestado por escrito su preocupación ante la suspensión del programa considerado instrumento estratégico y revitalizador de las zonas comerciales abiertas y de la economía local.

Por todo ello, el Cabildo de Gran Canaria, con respaldo del pleno, municipios y empresarios,  solicitarán al ejecutivo la constitución de una mesa de coordinación integrada por técnicos y responsables públicos que  estudien la elaboración de un convenio entre el Gobierno, el Cabildo y los ayuntamientos que dé lugar al tercer Programa para la Potenciación de las Zonas Comerciales Abiertas.

Asimismo, la moción contempla el estudio del presupuesto de 2016 de los recursos económicos necesarios para cofinanciar este tercer programa en el caso de que el Gobierno canario finalmente acceda a destinar fondos al sostenimiento de las zonas comerciales abiertas.

Por otro lado, la moción se refiere a la necesidad de culminar el Plan Director Insular de las Zonas Comerciales Abiertas de Gran Canaria, pendiente de la aprobación del Gobierno de Canarias, por generar riqueza y empleo en las 41 zonas comerciales y que detalla la inversión y el estado de ejecución de los proyectos.

Antecedentes

La primera fase del programa 2001-2009 culminó con la realización de 41 intervenciones en las zonas comerciales abiertas de 17 municipios de la Isla. La inversión total fue de 15,9 millones de euros financiados en un 50 por ciento por el Gobierno de Canarias –con un 65 por ciento procedente de fondos europeos-, un 25 por ciento por el Cabildo de Gran Canaria y el 25 por ciento restante por las asociaciones empresariales o ayuntamientos, y mejoró equipamientos básicos, fachadas y señalética, entre otros.

La segunda fase del programa, que finaliza este año, se inició en 2010 y benefició a diez municipios en los que se invirtieron 9,5 millones de euros para peatonalizar calles, mejorar el mobiliario urbano y redactar planes directores.  En esta ocasión, del 50 por ciento del Gobierno, ascendió al 75 por ciento lo procedente del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), mientras el Cabildo y los ayuntamientos aportaron el 25 por ciento cada uno.

Además, el Cabildo aportó otros 135.000 euros  adicionales para financiar el 90 por ciento de actuaciones de mejora de estas áreas en otros 10 municipios. A día de hoy el estado ejecución de dicho programa roza el 100 por cien.

El programa apuesta por un modelo de desarrollo sostenible, pues supone la regeneración de los espacios urbanos con tradición comercial y que para el Gobierno insular constituye “devolver la ciudad a los ciudadanos”, por lo que busque una salida para suplir los fondos europeos y dé continuidad a este programa  tan importante para Gran Canaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.