La cuenta general únicamente recibió dos alegaciones, una del grupo mixto y otra del Partido Socialista, que fueron rechazadas al existir un informe de intervención que las declaraba ilegales. El alcalde, Teodoro Sosa, afeó a los ediles de la oposición no conocer el funcionamiento de la aprobación de un presupuesto, ya que los ediles electos deben presentar enmiendas al mismo en el momento de la aprobación inicial, tal y como realizó Aladino Súarez, y no alegaciones en el periodo de exposición pública, un trámite reservado para ciudadanos y colectivos. A pesar de ello, el alcalde permitió que se debatieran para responder a las cuestiones de la oposición pese a que ninguno de ellos asistió a la comisión previa al Pleno para debatir sus propias alegaciones.

El primer edil respondió también a las críticas sobre la participación ciudadana en la elaboración del documento, y aseguró que el mismo se ha realizado después de tomar nota de las demandas vecinales en las reuniones realizadas en los 24 barrios, con los colectivos culturales y deportivos del municipio, además del contacto diario con los vecinos que han permitido conocer al equipo de gobierno cuáles son las prioridades de cada barrio y de la sociedad galdense.

En ese sentido, el alcalde anunció que el próximo año se destinarán 250.000 euros de dinero municipal, al que se suma una retención de 150.000 euros del presupuesto de 2015 y una aportación de otros 150.000 euros del Cabildo para poner en marcha Planes de Empleo social durante el próximo año. “Más de medio millón de euros para sacar a gente del desempleo y que puedan llevar un sueldo digno a casa”, sentenció el primer edil.

También se refirió a la próxima convocatoria de dos plazas para la Policía Local, que se suman a la plaza cubierta con la incorporación de un agente en el último mes, con lo que se cubrirían el próximo año tres de las cuatro plazas vacantes en el cuerpo frente a la propuesta de la oposición de convocar una plaza al año durante los próximos cuatro.

Otro de los aspectos importantes del documento es la recuperación de los derechos laborales legales de los empleados municipales que fueron suspendidos durante el ERE, como la paga extra y las rebajas salariales, que serán recuperados a partir del 1 de enero próximo.

Los ingresos para el próximo ejercicio económico proceden en un 54% del propio Ayuntamiento de Gáldar, un 22% del Estado, 13% del Gobierno autónomo y 9% del Cabildo de Gran Canaria y ascienden a 22.278.416 euros, lo que supone un 12,6% de aumento en los últimos tres años.

En cuanto a los gastos, ascienden a 17.982.750 euros, de los que el 66% repercutirán en el ciudadano en servicios públicos básicos, actuaciones de carácter preferente y de protección social. La distribución del gasto se hará principalmente destinando el 33,94 % a servicios públicos básicos como alumbrado, limpieza, vías y obras y seguridad ciudadana; un 16,67% en servicios sociales y el 15,44% para las áreas de Educación (guardería municipal), Cultura y Deportes. En este capítulo ascienden también las inversiones reales previstas, que van de los 785.000 euros de 2015 hasta 1.351.803 euros del próximo año para obras e infraestructuras en el municipio.

Respecto a la deuda, en 2016 se amortizará 1.001.242 euros, entre los que se incluye el comienzo del pago del crédito ICO en el segundo semestre del año. A final de 2016 está previsto que la deuda financiera disminuya hasta los 15.181.247 euros. La concejala de Hacienda, Valeria Guerra, informó además que el área de Servicios Sociales y atención al Mayor ha experimentado un crecimiento del 56,82% desde el ejercicio 2013 al previsto para el 2016.

Para Teodoro Sosa se trata del mejor presupuesto de los últimos años, con un 64% del gasto destinado directamente a las personas a través de los servicios básicos y sociales. Suben las dotaciones en todas las áreas un total de un 10,35% a pesar de que el techo de gasto autorizado por el Estado solo aumenta un 1,8% con respecto al pasado año. Aún así, las cuentas logran cumplir con la estabilidad presupuestaria y prevén un superávit de más de 5 millones de euros.

A pesar de los datos positivos de las cuentas municipales, avalados por organismos externos como el Tribunal de Cuentas o el propio Ministerio de Hacienda, el presupuesto únicamente fue aprobado con los doce votos a favor del equipo de gobierno y el voto en contra de toda la oposición, a pesar de que el Partido Socialista se había abstenido en su aprobación inicial.

El orden del día se completó con la aceptación de transferencias para la contratación de dos obras de pavimentación en distintas vías del municipio por un importe de 211.000 y 134.000 euros que forman parte del Plan de Cooperación del Cabildo con los Ayuntamientos de la isla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.