Este proyecto se enmarca, según explica la concejal Naira Navarro, en la estrategia transversal en todas las concejalías de poner en marcha iniciativas que dinamicen y potencien el casco urbano como punto turístico y comercial.

Desde el Ayuntamiento se quiere también “ incentivar la reapertura de locales comerciales en esta zona y conseguir, como en la mayoría de municipios de la isla, que la zona de la Iglesia sea un punto de parada obligatoria cuando se visite el municipio, tanto entre semana como los fines de semana”, añade.

Las obras consisten en ampliar el ancho de la acera en 2,50 metros adicionales, que sumados al ancho actual, permitan disponer pequeñas terrazas con cuatro-cinco mesas.

Se ha comenzado en dos esquinas, junto a la churrería y la panadería, aunque tras las fiestas navideñas está previsto continuar también en la esquina situada junto al local donde estaba el establecimiento conocido como ‘El Canario’.

A la vez que se ejecuta la obra “se está elaborando una ordenanza que regule el uso de las terrazas, de forma que además de disponer unas normas comunes para todas, el mobiliario comparta una misma estética”, concluye Naira Navarro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.