El concejal de Cultura del Ayuntamiento de Gáldar, Julio Mateo, y el párroco, Manuel Reyes, visitaron este miércoles el nacimiento, que se incluye dentro de la ruta municipal, que desde este año lleva el nombre de don Ángel Valencia Candelaria, belenista municipal durante los últimos doce años y fallecido hace unos meses.

El concejal mostró su voluntad de recuperar este Bien de Interés Cultural y máximo exponente de la arquitectura rural canaria, algo que ya se ha comenzado a trabajar conjuntamente con el consejero de Cultura del Cabildo grancanario, el también galdense Carlos Ruiz. Sin embargo, el gran número de herederos, más de 40, sumado a que muchos de ellos viven en otros continentes está complicando el trabajo. Sin embargo, desde la administración confían en lograr la vía legal oportuna para pode intervenir, frenar su deterioro y ponerla en valor.

De momento, podemos hacernos una idea de cómo es su fisonomía original con esta recreación casi a escala del edificio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.