1. Desayuna proteína

La proteína es un importante nutriente cargado de beneficios para nuestra salud: aumenta y mantiene la masa muscular, disminuye la presión sanguínea y previene la diabetes.

Pero hay otro motivo por el que consumir proteína es altamente recomendado: su eficacia para favorecer la pérdida de peso y aún más llamativo, para perder la grasa abdominal.

La proteína colabora notablemente con la reducción del apetito, y promueve el un menor consumo de calorías además de incrementar la quema de calorías ya consumidas.

Además, la cantidad y calidad de la proteína que ingerimos es inversamente proporcional a la cantidad de grasa que acumulamos en la barriga.

También, son muchos los estudios que comprueban que tomar un desayuno con huevos podría disminuir hasta en 34% el tamaño de la barriga.

2. Elimina el azúcar refinado

El azúcar refinado, con un elevado contenido de fructosa, es una sustancia muy nociva con grandes repercusiones en nuestra salud: aumenta el riesgo de cáncer, obesidad y diabetes.

Cuando ingerimos azúcar en exceso, nuestro hígado es sobrecargado porque es incapaz de metabolizar tal cantidad de fructosa y este termina convirtiendo la fructosa en grasa.
¿Cuáles son los efectos sobre nuestro cuerpo?

Lo fructosa que es convertida en grasa es depositada y acumulada alrededor de los órganos que se encuentran en el abdomen, formando lo que conocemos como barriga o grasa abdominal.

Sabido esto, deberás evitar el consumo de cualquier producto rico en azúcar como los alimentos procesados, caramelos, bollería industrial y bebidas gaseosas.

3. Evita el estrés

El agobio, la tensión o el estrés elevan la producción de una hormona conocida como cortisol, cuyos elevados niveles en el cuerpo promueven el desarrollo e incremento de la grasa abdominal y corporal.

No dejes que el estrés te domine, de nada servirá que continúes una dieta equilibrada y sana y que practiques ejercicios a diario.

Si quieres perder los kilos de sobra en el área abdominal, controla tus ataques de estrés e intenta disminuirlo realizando lo que más te guste: salir con amigos, ver películas, leer un libro, etc.

Cualquier opción es válida para que logres tus objetivos de poco a poco eliminar el estrés de tu vida.

4. Reduce el consumo de carbohidratos

Limitar la ingesta de hidratos de carbono no solo te hará perder peso de forma rápida y sana, sino también te ayudará a perder la barriga según confirman las más recientes investigaciones científicas.
¿Cuáles son los alimentos que tienen menos hidratos de carbono?

Los pescados, las carnes, los mariscos, los lácteos ricos en grasas, las verduras, los huevos y las grasas saludables como el aceite de coco, el aceite de oliva y la mantequilla.

Al contrario, los cereales y productos elaborados con los mismos, los alimentos ricos en azúcar y los aceites vegetales refinados deben ser evitados.

5. Haz ejercicio

Otra manera de perder barriga es practicando ejercicios aeróbicos: jugar tenis, realizar natación, patinar, correr, caminar y montar bicicleta.

Además de eliminar la grasa abdominal, el ejercicio te dará otros beneficios colaterales: te protegerá contra múltiples enfermedades, te hará sentir mejor mental y físicamente y lo mejor de todo: evitará que ganes de nuevo la grasa abdominal perdida.

6. Aumenta la ingesta de vitamina C

Tomar vitamina C disminuirá de forma significativa los niveles de la hormona cortisol, esto quiere decir, la hormona que se incrementa cuando nos encontramos estresados y que se encuentra vinculada a una mayor cantidad de grasa en el abdomen.

Ingiere alimentos ricos en vitamina C, como las naranjas, las granadas, la col rizada y los pimientos rojos, así evitarás episodios de estrés al mismo tiempo que eliminas barriga.

7. Respeta tus horas de sueño

Las personas que duermen pocas horas en el día y no tienen sueño, tienen niveles alterados de cortisol, leptina y ghrelina, todas ellas vinculadas con un mayor riesgo de padecimiento de obesidad y una mayor acumulación de grasa en el área abdominal.

También, el hecho de no dormir bien provocará fatiga y cansancio, e incrementará el hambre y los antojos.

8. Cámbiate al aceite de coco

Reemplaza tu tradicional aceite de cocina por aceite de coco, y este colaborará con la pérdida de barriga.

Gran cantidad de expertos en el área han comprobado que la ingesta de dos cucharadas diarias de aceite de coco, reducen de forma considerable el perímetro abdominal, es decir, el tamaño de la panza.

¿Creías que la barriga se había adueñado de tu cuerpo? Enséñale una lección.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.