Las tejas desprendidas caen en una zona de paso para los escolares lo que representa un alto riesgo para la seguridad de toda la comunidad escolar.

Ante esta situación, la directora del centro contactó con la Concejalía y la Consejería de Educación del Gobierno canario, quienes se mostraron favorables a la suspensión de la jornada lectiva de mañana miércoles.

El edil Rafael Hernández señala que tras la suspensión de la situación de alerta por vientos y la mejoría del tiempo se comenzará con el arreglo de todos los desperfectos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.