Torres se felicitó por el adelanto de los trabajos que en un principio tenían un plazo de ejecución de dos meses y finalmente se ha reducido a 17 días. “Ha sido posible porque se han aprovechado todas las horas de sol y algunas de noche, y todos los días de la semana”, añadió.

A partir del jueves, ya con la carretera abierta al tráfico, continuarán los trabajos de forrado del muro con hormigón y piedra, la terminación de las barreras de protección y de las cunetas para el drenaje de la lluvia y la señalización y pintura de la vía, lo que conllevará algunos cierres momentáneos y alternativos.

El consejero agradeció el importante esfuerzo de los técnicos de Obras Púbicas y la empresa adjudicataria para abrir la carretera cuanto antes con las máximas garantías de seguridad.

El Cabildo descarta por tanto el acondicionamiento de un paso peatonal junto a la obra para el trasbordo de pasajeros de Global, ante la inminente apertura de la carretera. “Ya no tiene sentido porque además ralentizaría la apertura de la vía”, agregó.

Según Torres, el esfuerzo técnico y humano para adelantar los plazos no supondrá un sobrecoste de la obra, presupuestada en 214.000 euros que aporta íntegramente el Cabildo.

Torres aprovechó para volver a reclamar celeridad en la firma del convenio de carreteras entre el Gobierno de España y el Ejecutivo regional para que la obra de la nueva carretera entre Agaete y El Risco, que el Cabildo incluyó como prioritaria en Gran Canaria, se pueda ejecutar cuanto antes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.