El proyecto ‘Juventud comienza’ tuvo como finalidad formar, reconocer y acreditar a jóvenes de Canarias en competencias profesionales y personales para facilitar su integración en el mercado laboral. La formación se desarrolló durante 150 horas a lo largo de seis semanas.

Durante la actividad formativa los participantes trabajaron aspectos como la inteligencia emocional, atención al cliente, resolución de conflictos, comunicación oral, idiomas o capacidad de trabajo en equipo, competencias personales y profesionales que demandan cada vez más las empresas.

El proyecto Juventud Comienza, cofinanciado por la Consejería de Presidencia, Justicia e Igualdad del Gobierno de Canarias y por el Fondo Social Europeo, fue dirigido a jóvenes de más de 16 años o menos de 30 años, en el caso de un grado de discapacidad igual o superior al 33%, sin estudios o con estudios primarios, que están inscritos en el Sistema de Garantía Juvenil.

El programa tuvo entre sus fines proporcionar formación en lo referido a las competencias personales con mayor peso específico en la inserción laboral, incluyéndose aspectos relacionados con la autoestima y el autoconocimiento, motivaciones personales, proyecto vital y creencias, actitudes y hábitos relacionados.

Asimismo contempló la formación en competencias sociales y relacionales, proporcionándoles herramientas necesarias para la mejora de su empatía, sus habilidades sociales y comunicativas y, en definitiva, su gestión de las relaciones personales que establecen.

Otros de los objetivos del programa fue proporcionar los conocimientos, entrenar las habilidades y fomentar los valores necesarios con respecto al uso de las técnicas activas de búsqueda de empleo, así como potenciar el conocimiento y manejo de las herramientas tecnológicas básicas necesarias en el entorno laboral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.