La turbidez, indica el comunicado, es un indicador de calidad que se corresponde con las partículas en suspensión presentes en el agua, generalmente arcillas, que confieren un aspecto organoléptico rechazable para el consumidor.

En el comunicado se hace referencia a que ante la superación del valor máximo legal, como medida preventiva y según la normativa la autoridad sanitaria competente ha calificado el agua como “no apta para el consumo”, no debiéndose emplear el agua de la red pública para la bebida, comida y elaboración de alimentos. Puede emplearse sin restricciones para otros usos que no supongan su ingestión, tales como lavado de ropa, higiene personal, fregar platos, etc.

Se señala además que la empresa suministradora del servicio de aguas, FCC Aqualia, junto al Ayuntamiento de Agaete, y las autoridades sanitarias, están estudiando diferentes medidas para solventar la situación en el menor plazo de tiempo posible.

Y por último se recomienda a los/as afectados/as por esta incidencia que podrán dirigirse para cualquier aclaración o información adicional a las oficinas de Aqualia en Agaete, de 11.00 a 13.00 horas, de lunes a viernes, y a través del número de atención telefónica: 902 23 60 23.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.