El consejero de Obras Públicas del Cabildo de Gran Canaria, Ángel Víctor Torres, anunció hoy que vehículos de más de ocho metros, motos, bicicletas y peatones podrán volver a circular por la GC-200, ante la mejoría de las condiciones meteorológicas.

Tomás Pérez recuerda que este anuncio llega tras varias peticiones por parte del Ayuntamiento para que se levantaran estas restricciones, negociaciones “que han durado hasta última hora”.

Sin duda, se trata de una medida que “reactiva el tránsito de personas” desde el resto de la isla al municipio, lo que “esperamos se note”, concluye.

Cabe recordar que estas restricciones se activan en el período de lluvias, a consecuencia de los frecuentes desprendimientos que se producen en esta vía.

El Cabildo de Gran Canaria anunció esta mañana la apertura de la carretera de La Aldea al tráfico de peatones, bicis, motos y grandes guaguas de más de ocho metros, según informó el consejero de Obras Públicas, Ángel Víctor Torres, tras firmar el decreto que levanta la restricción que ha estado vigente en época de lluvias.

“El año pasado la restricción se levantó en mayo, y este lo hemos podido hacer antes. Vamos a confiar en que con el nuevo gobierno de España se pueda licitar la nueva carretera y no haya más restricciones”, manifestó.

El también vicepresidente primero informó de esta reapertura durante la reunión que mantuvo hoy con los responsables de los ayuntamientos grancanarios para informarles de que el Cabildo destina casi 1,05 millones de euros a subvencionar la pavimentación y repavimentación de sus vías municipales.

El presupuesto se distribuirá a partes iguales entre los 21 municipios, a razón de 50.000 euros por municipio, destinados a las actuaciones que cada uno decida y que deberán ejecutarse antes del 31 de diciembre de 2016.

Torres avanzó que esta distribución se repetirá en los próximos 3 años. “Hemos homogeneizado las ayudas, distribuyéndolas a partes iguales para que todos los municipios, con más o menos recursos, tengan las mismas oportunidades en la red de carreteras”, añadió.

El objetivo de estas ayudas es mejorar las carreteras de la Isla, de gran importancia para su desarrollo económico y social, ante la precaria situación económica de algunos municipios que ha generado una deficitaria conservación y el deterioro de sus infraestructuras viarias.

Recordó asimismo que el Cabildo ha desbloqueado el contrato de asfaltado de las carreteras insulares, con un presupuesto de 6 millones de euros por año y un período de 4 años, que ya ha sido aprobado por el Consejo de Gobierno con cambios sustanciales en los pliegos.

“Confío en que antes de que acabe el verano se hayan adjudicado los contratos y que con el buen tiempo podamos empezar con unas actuaciones que son muy necesarias”, agregó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.