La Basílica de Ntra. Sra. del Pino, que celebra este año su centenario con la distinción de Basílica Menor, es un edificio catalogado como Patrimonio Histórico de Gran Canaria por su historia, por su arquitectura y por lo que representa como referente religioso de los canarios.

La cúpula de la Basílica del Pino, con su linterna, y el exterior del templo, en general, es un icono del Casco de Teror, fotografiada por los miles de turistas y visitantes que llegan a Teror. “Es importante cuidar la imagen de este edificio monumental, porque es la que se llevan muchos turistas en sus cámaras y en el recuerdo”, afirmó la alcaldesa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.