El presidente del Cabildo, Antonio Morales, explicó que, tal como ha trasladado el Gobierno canario, para 2016 será imposible contar con el decreto del IGTE y ejecutar las obras dentro del ejercicio, por lo que habrá que presentar certificaciones de obras acabadas dentro de este año.

El Cabildo ya ha localizado 11 millones de euros en certificaciones y pide a los municipios que hagan lo propio hasta llegar en conjunto a los 60 millones que la Isla considera que le corresponde.
Para los siguientes ejercicios, Morales recordó que el Gobierno ha establecido dos posibles líneas a las que acogerse, por un lado “proyectos”, en referencia a obras concretas y cerradas, y “programas”, relativa a líneas de actuación abiertas y flexibles. Ambas líneas son incompatibles entre sí.

La Asamblea de Alcaldes, máximo órgano del Consejo de Corporaciones Locales de Gran Canaria, decidió acogerse a la de programas y presentar en esa línea las obras que consensuen, aunque todo ello sigue a expensas del decreto que apruebe el Ejecutivo canario y de que se materialice la devolución del IGTE, pendiente de la conformación del Gobierno estatal y la decisión que tome al respecto.

En cualquier caso, Morales explicó que para las anualidades próximas el Cabildo cuenta con obras ya redactadas por valor de 139 millones de euros listas para comenzar a ejecutar.

Un nuevo plan financieramente sostenible
Por otra parte, Morales anunció a los alcaldes la puesta en marcha de un nuevo plan de inversión de 40 millones de euros que tendrá como requisito que sean “financieramente sostenibles”, esto es, de obras estratégicas e infraestructuras básicas que no generen gastos corriente que serán ejecutadas con fondos disponibles en el presupuesto vigente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.