Ornella Chacón, consejera de Obras Públicas, afirma que las obras “siguen a buen ritmo, tanto en su ejecución como en la certificación pactada con la UTE a principios de año”. El tramo entre El Risco y Andén Verde estará finalizado en diciembre “salvo imprevistos”, puesto que a principios del citado mes llegarán la totalidad de las infraestructuras de ventilación del túnel “y si no hay retrasos en el transporte, llegaremos a tiempo”.

El viaducto del Barranco de La Aldea está situado a 1 kilómetro de su desembocadura. Este barranco es uno de los más caudalosos de Gran Canaria, puesto que acoge el cauce de la cuenca de Tejeda donde se ubican varias de las presas de mayor capacidad de la Isla. Esta es la cuenca más importante que atraviesa la nueva vía, con un caudal máximo de más de 1.200 m³/segundo para un período de retorno de 500 años. Por ello, además de dimensionar la estructura para soportar el tráfico de la carretera, ha sido necesario analizar las condiciones hidráulicas de funcionamiento en avenidas y se ha estudiado la afección que puede tener el curso del agua en el Barranco de la Aldea sobre los estribos y pilas de la estructura, para evitar que las cimentaciones de los apoyos de los puentes sean descalzadas por las aguas.

El encaje de la estructura se ha resuelto mediante tres vanos y tiene una longitud total, entre ejes de apoyos en estribos, de 104.15 metros. Está formado por una losa aligerada de hormigón pretensado.

La anchura del tablero es de 15,00 metros, que permite la disposición de tres carriles de 3,50 metros (uno de bajada hacia La Aldea y dos de subida), arcenes exteriores de 1,50 metros y bandas laterales exteriores de 0,75 metros para las barreras de seguridad laterales.

Con este ancho de la sección transversal y estas luces, se ha elegido como mejor solución estructural la formada por una losa aligerada de hormigón pretensado de canto 2.20 metros en centro de vano y una cartela en la zona de pilas de longitud 8.0 m a cada lado de la pila. El tablero en la zona de apoyos en pilas tiene un canto total de 2.30 metros. El paso superior cuenta con juntas de calzada en ambos estribos.

Tanto la contrata como la Consejería ha trabajado intensamente y de forma coordinada para poder llegar a garantizar que los 26 millones asignados a la carretera de La Aldea se ejecutarán en el plazo previsto. Las infraestructuras de los túneles conllevarán una inversión de más de 12 millones de euros, a la que se suman los 2 millones de euros que supone el viaducto y los 1,2 millones de euros que se gastan mensualmente en la obra.

La obra de la carretera de La Aldea se inició el 1 de julio de 2009 con un presupuesto de licitación de ciento dieciséis millones, ochocientos treinta y nueve mil seiscientos ochenta y nueve euros (116.839.689,30€). Se adjudicó a la UTE formada por FCC, OHL y Hermanos García Álamo por un importe de 87.921.866,19 €. El plazo de ejecución establecido en el contrato era de cuarenta (40) meses, por lo que debía finalizar el 30 de octubre de 2012.

La falta de disponibilidad económica derivada del incumplimiento por parte del Ministerio de Fomento del Convenio de Carreteras suscrito con la Comunidad Autónoma de Canarias ha producido un retraso en la ejecución de las obras, que desde el año 2012 hasta principios de este año 2015 han avanzado a un ritmo inferior al necesario.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.