Afortunadamente todo quedó en un susto y no hay que lamentar ninguna desgracia, más allá de los daños materiales ocasionados.

Hasta el lugar se desplazó una ambulancia del SUC, Bomberos del Consorcio de Emergencias de Gran Canaria y agentes de la Policía Local de Gáldar, que se encargaron de instruir las correspondientes diligencias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.