El Ayuntamiento de Gáldar aprobó recientemente en Pleno el nuevo Reglamento Municipal de Voluntariado Local , un documento que será expuesto públicamente por el plazo de treinta días para que las personas interesadas puedan presentar reclamaciones o sugerencias, que serán resueltas por la Corporación. De no presentarse reclamaciones o sugerencias en el mencionado plazo, se considerará aprobado definitivamente este documento, con el que se quiere fomentar e impulsar la conciencia social de la ciudadanía en valores solidarios.

La concejala de Participación Ciudadana, Asociaciones de Vecinos, Barrios y Juventud del Ayuntamiento de Gáldar, Nuria Esther Vega Valencia, fue la encargada de defender la propuesta en pleno y según explicó “se hace preciso el desarrollo de una reglamentación específica que regule las actuaciones de las personas que, de forma voluntaria, desarrollan su actividad en programas o eventos organizados por la propia Administración municipal”.

El citado Reglamento nace con el fin de regular la acción voluntaria, como apoyo y complemento a la desarrollada por el tejido asociativo local, dirigiéndose especialmente a aquellos en los que las asociaciones, ya sea por su número, ya sea por su ámbito de actuación, no cubren las demandas de los voluntarios y las voluntarias.

Considera además que la conciencia social de la ciudadanía debe ser impulsada y estimulada desde las Administraciones Públicas, “y particularmente en el ámbito de esta Administración por su cercanía a los ciudadanos, con la finalidad de satisfacer un interés general, erradicar situaciones de marginalidad y crear una sociedad civil unida por el vínculo de la solidaridad”, añadió.

En su intervención además precisó que los Programas Municipales de Voluntariado son un instrumento para crear cauces de participación que incorpore a la ciudadanía de nuestro municipio a la vida pública de Gáldar. Pero, además, dichos programas han de tener vocación de trascender la participación, para profundizar en el fomento de valores de solidaridad entre los vecinos del municipio con aquellos otros ciudadanos y colectivos que se encuentren en una situación de desamparo y marginalidad, sea cual sea el origen de la misma e independientemente de su procedencia.

“En este marco de aspiraciones y consecución de objetivos es necesario dotarse de un instrumento normativo que lo constituye este Reglamento”, matizó, de ahí su aprobación en pleno. El documento incluye los derechos y deberes del voluntariado, su formación y la necesidad de crear un registro de voluntarios municipales y sus funciones, entre otras cuestiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.