El alcalde de Gáldar, Teodoro Sosa, anunció en la sesión plenaria del mes de enero, celebrada el pasado jueves en las Casas Consistoriales, que ha mantenido reuniones de trabajo con el consejero de Obras Públicas del Cabildo, Ángel Víctor Torres, en las que se ha tratado la municipalización del tramo de la carretera GC-292, entre la rotonda del Drago y el cementerio municipal de San Isidro. Al igual que ya se hiciera con el Paseo de los Guanartemes y la Bajada de las Guayarminas, la intención del consistorio es que la institución insular ceda este tramo de la red de carretera tras realizar las obras de prolongación de la avenida.

De esta manera, el casco de Gáldar quedaría conectado con algunos de sus principales barrios, como La Enconada, San Isidro, Marmolejos y Majadillas a través de una misma travesía urbana que conectara con el vecino municipio de Santa María de Guía.

La opción planteada es que la obra se ejecute por fases, en una primera desde la rotonda hasta Marmolejos, en una segunda hasta San Isidro y la tercera fase hasta la ciudad deportiva y cementerio.

Este proyecto se suma a otro ya redactado de más complejidad, como es la unión entre el casco y el barrio de Sardina, a través de un nuevo trazado que elimine las curvas y permita la construcción de una acera y un carril bici. Este proyecto, que en su totalidad exige una financiación superior a los 12 millones de euros, se ejecutaría también por fases, uniendo en la primera de ellas el casco con Barrial.

Comentarios

  1. No sería mejor emplear ese dinero en hacer un parque, como todos los municipio, donde ir a pasear con la familia rodeado de naturaleza, en vez de hacer un paseo por donde nos contaminados de humo de los vehículos? es el único de los municipios que no tiene parque

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.